“Abrir debate urgente”

ACEITE DE CANNABIS

La semana pasada la legislatura de Chubut aprobó una ley para sumar el aceite de cannabis al vademécum de la obra social provincial (Seros), medicina que era reclamada por personas que realizan tratamiento contra la epilepsia y otras patologías. El proyecto -por demás discutido en el recinto- fue avalado por 15 diputados del Frente Para la Victoria y uno de Cambiemos, y la abstención del resto.
En su artículo primero, la ley determina la incorporación al Vademécum de Salud Pública de la Provincia al “Charlotte Web” (aceite de cannabis), “para el tratamiento del síndrome de Dravet (epilepsia) y otras patologías que crea conveniente el ministro de Salud de la provincia”. Este punto permite que el medicamento tenga que ofrecerse en todos los hospitales públicos de la provincia. Pero ¿Qué pasa en La Pampa? ¿Hay voluntad de los legisladores para tratar una iniciativa de esta tipo?
Al menos dos diputados de la oposición que fueron consultados por este diario, se manifestaron a favor de abrir el debate, aunque señalaron que no están trabajando en ningún proyecto de ley como el que se implementó en Chubut.

Opiniones.
“No tengo ningún proyecto sobre el tema, pero sí me reuní con personas que vienen impulsándolo. Es un planteo sensato por parte de los médicos que han privilegiado el aceite de cannabis por sobre cualquier otro fármaco. Lo que deberían hacer las obras sociales, y por sobre todo la obra social del Estado, es evaluar la posibilidad de incorporarlo dentro de las prestaciones. Lo cierto es que hoy el fármaco debe ser importado de Canadá a precio dólar, cuando tranquilamente podría producirse acá. Hoy las restricciones legales hacen que se tenga que pagar mucho más. Acá hay una necesidad médica, lo reclaman decenas de familias y hay que abrir urgente el debate”, dijo el diputado Luis Solana.
Por su parte, Martín Berhongaray expresó: “Nadie puede oponerse a su discusión y su análisis. Técnicamente no conozco el tema, pero si en términos de salud es beneficioso, y está demostrado científicamente, es algo que obviamente hay que analizar. Puedo aportar dos definiciones: si es legal y trae beneficios para la salud por supuesto que hay que discutir su implementación”, dijo Martín Berhongaray.
Días atrás, este diario dio a conocer la historia de Iñaki Catalano, un adolescente pampeano que padece una epilepsia refractaria y que, después de muchos tratamientos, encontró bienestar en un tratamiento con aceite de cannabis. La historia de Iñaki tuvo sus repercusiones y hasta el ministro de Salud, Rubén Ojuez, dijo que estaría dispuesto a dar el debate.

Pasos.
El año pasado, el Poder Ejecutivo (en la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner) dio el primer paso al permitirle traer aceite de cannabis desde Estados Unidos a los padres de Josefina Vilumbrales, una nena de 3 años de Villa Gesell que mejoró su calidad de vida cuando empezó a consumir el concentrado. Semanas atrás, en una entrevista publicada en un medio mexicano, el presidente Mauricio Macri dijo que “siempre hay” posibilidades de legalizar la marihuana con fines medicinales.

Compartir