“Ahora hay menos reclamos”

PARA EL MUNICIPIO, LA SITUACIÓN SANITARIA MEJORÓ

La comuna utilizó los datos de la línea de Reclamos 147 para afirmar que la situación sanitaria de Santa Rosa mejoró ya que hay menos llamados: son 259 reclamos por desbordes cloacales y 187 por pérdidas de agua. La realidad de los cotidianos reclamos vecinales parece desmentir la estadística.
El director de Control e Inspección de Servicios Públicos de Santa Rosa, Pablo Pera Ibarguren, señaló ayer que en la Línea Telefónica Gratuita 147, que concentra las quejas de los vecinos a la Dirección de Agua y Saneamiento (Dagsa) y todas las áreas comunales, se recibieron hasta ahora menos reclamos que el año pasado, por lo que consideró que la situación sanitaria mejoró.
El funcionario dijo que el número 147 “es el único medio habilitado para atender los reclamos municipales de todas las áreas, que funciona las 24 horas y cuenta con un sistema informático, permitiendo gestionar los reclamos con mayor efectividad y organización”.
Pera Ibarguren también explicó que “para cada reclamo, se genera un número identificatorio único que es informado al vecino, lo cual permite realizar el seguimiento”, por lo que “el ciudadano puede consultar el estado de avance de su reclamo”. De todos modos, los vecinos de San Cayetano (ver página 14) parecen ser sólo uno de los tantos ejemplos que desmiente la información oficial.
Al informar sobre los reclamos más frecuentes, donde se identifican a los avisos de desbordes cloacales sobre la calzada o dentro de los domicilios, y las pérdidas de agua potable en veredas o calles, el director municipal “respaldó” los dichos del viceintendente Jorge Domínguez quien dijo que “mejoró” la situación de las pérdidas cloacales y de agua potable. “Hay menos mierda en la calle que hace dos años”, señaló Domínguez en la semana.
Por disposición de la Cámara de Diputados, la capital pampeana se encuentra en emergencia sanitaria por el sistema de desagües cloacales y agua potable. Los alcances de la emergencia fueron prorrogados hasta el año 2019.

Menos reclamos.
Pera Ibarguren manifestó que “de acuerdo a las estadísticas de reclamos recibidos a la línea 147, en octubre de 2015 se recibieron 348 reclamos por desbordes cloacales, mientras que en el mismo mes de este año los reclamos por el mismo inconveniente fueron 259”.
También mencionó que “en el caso de los reclamos por pérdidas de agua en veredas los reclamos efectuados en octubre de 2015 fueron un total de 244, mientras que en el mismo mes de este año, esa cifra alcanzó los 187” pedidos de los vecinos.
El funcionario, además, manifestó que otros reclamos que se repiten “asiduamente” son las denuncias sobre la acumulación de restos de poda o escombros en la vía pública, y las denuncias de terrenos baldíos sin atención ni limpieza.
En tanto, siguió, “a medida que se acerca la temporada estival se hacen más frecuentes los reclamos por el desagote de piscinas en la vía pública”, una acción que está prohibida por ordenanza comunal.