Al Ipesa le cambiarán hasta el nombre, dijo el ministro Ortiz

El ministro de Bienestar Social Raúl Ortiz anunció que el Instituto Provincial de Educación y Sociabilización de Adolescentes -Ipesa- cambiará su nombre. “No sabemos cómo se va a llamar aún, porque queremos que el nombre sea una obra de los internos, de los chicos que pasaron por ahí, de los operadores”, dijo el funcionario en el programa televisivo “La Parte y el Todo”, que se emitirá hoy a las 22 por la CPE tv.
El funcionario agregó que la semana próxima se inaugurará dentro del instituto una panadería, para que los internos puedan aprender un oficio. “Hay que mostrarles que existe otra vida. Hay muchos que han pasado por allí y que hoy están en el camino de la legalidad, estudiando o trabajando”, dijo Ortiz.
La semana pasada, la cartera que dirige Ortiz recibió duras críticas por parte de la ministra del Superior Tribunal de Justicia, Victoria Elena Fresco, que entre otras dijo que el Ipesa no servía para asistir y resociabilizar a jóvenes en conflicto con la Ley.
“Creo que fue una expresión personal de la doctora que nosotros no compartimos. Estamos convencidos que el Ipesa funciona, que es un instituto que tiene solo cuatro internos y que debe ampliar esa cobertura. Queremos que no solo lleguen chicos con conflictos con la Ley sino que sea un lugar donde puedan desarrollarse y tener posibilidades. Que el instituto no sea un lugar punitivo”, dijo Ortiz.

Gigante.
El ministro dijo también que hace poco “se realizó un convenio con un club de Zona Norte” y que distintos grupos de adolescentes “van a hacer prácticas al predio del instituto”.
“El Ipesa es un gigante dormido. Tenemos una cancha de fútbol, un predio para hacer equinoterapia, varios espacios disponibles. Los chicos que pasan por el instituto hacen salidas, van a los cines, al teatro, a natación. Hay un montón de actividades previas a la salida del Ipesa, cosas que los chicos no han tenido en su vida. Es interesante que los chicos piensen en que tienen otras posibilidades”, afirmó.
– Decir “Ipesa”, es para la sociedad un sinónimo de cárcel ¿como plantean revertir eso?
-Hay que ir sacándole el estigma que tiene, para que la sociedad empiece a tenerlo cómo un lugar más amigable, que entiendan que los chicos que están ahí no son irrecuperables sino que no tuvieron oportunidades. Y es el Estado el que está en la obligación de dárselas.