Altolaguirre: “De eso yo ni me preocupo”

COLAPSO DEL BAJO GIULIANI

El bombeo creciente de agua al Bajo Giuliani y la posibilidad de que este cuenco colapse, ha generado el reclamo de alteo del cruce de las rutas 35 y 14. En las últimas horas se difundieron fotografías de cómo el agua ya está al nivel del asfalto y está socavando su base.
“De eso ni me preocupo”, sostuvo el intendente Leandro Altolaguirre al consultársele este fin de semana sobre el nivel del Bajo Giuliani y la posibilidad cierta de que esa laguna colapse ante la mayor cantidad de agua que será bombeada hacia allí.
“Mi prioridad es sacar el agua de los barrios (Los Hornos y Almafuerte)”, añadió el jefe comunal, quien negó que existan contactos con Vialidad Nacional o Provincial para analizar la situación de la ruta 35, en su intersección con la 14, que tiene el agua al borde la cinta asfáltica.
No es la primera vez que Altolaguirre se expresa de esta forma con respecto al Bajo Giuliani. Hace una semana, cuando el ingeniero Raúl Crespillo planteó como algo imperioso el alteo de las rutas en ese sector, el intendente afirmó: “Eso sería un problema de otros, nosotros tenemos que salvar las viviendas”.
Varias han sido las voces que han alertado sobre las implicancias que traerá aparejado el bombeo de más de un millón de litros diarios desde la laguna Don Tomás al Bajo Giuliani. Esto sucederá desde el miércoles, fecha que Altolaguirre fijó para la puesta en funcionamiento de la bomba traída desde Vaca Muerta, y que a un costo de dos millones de pesos mensuales (entre alquiler y combustible) operará por un mínimo de cuatro meses desagotando el cuenco.
Para hoy se espera el arribo de los técnicos y su equipamiento para el soldado de las mangueras que transportarán el agua desde la laguna Don Tomás hasta el canal a cielo abierto ubicado en proximidades de la Rotonda del Ejército.