Aseguran que el gas aumentó 1.800%

PREOCUPACION DE LOS HOTELEROS PAMPEANOS

“Cuando recibimos la factura, pensamos que había un error”. Para Sergio Vega, titular de un hotel santarroseño y secretario de la cámara del sector, el desmedido aumento en la factura de gas no tenía otra explicación que un equívoco. Pero el equivocado era él. El aumento era real y de momento, no tiene más opción que pagar los más de 10.000 pesos que le llegaron por el consumo de abril.
Vega dialogó largamente ayer por la mañana con Radio Noticias a raíz de la “agradable sorpresa” -así la llamó él con un tono fuertemente irónico- que tuvo cuando recibió la última boleta de Camuzzi Gas Pampeana con un aumento de casi el 2.000 por ciento. “Salimos corriendo para Camuzzi”, contó el empresario hotelero sobre su reacción al enterarse que tenía que pagar 10.440 pesos por el consumo de gas natural durante el mes de abril. Allí habló con un empleado que le mostró que no había ningún error y que el desmedido incremento era producto del aumento que tuvo el precio del metro cúbico de gas natural, que pasó de 0,11 peso a 2,01 pesos, y también de la quita de los subsidios nacionales y regionales.
En abril del año pasado, el hotel de Vega había pagado poco más de 700 pesos de gas natural, con un consumo de 4.300 m3; este año pasó a 10.440 pesos con un consume levemente menor: 3.700 m3.
Comparado con esta suba, el incremento del 100 por ciento en la boleta de energía eléctrica “es nada”, graficó Vega.

Medidas de acción.
“Ya empezamos a movernos”, contó el empresario y secretario de la Asociación Hotelera y Gastronómica de La Pampa, al ser consultado por la reacción ante esta novedad. “Empezamos a consultar con Fehgra Buenos Aires porque ellos están reunidos tratando la problemática en general, y con la Región Patagonia, a ver qué es lo que se hace”.
“Estas tarifas no se pueden pagar”, reiteró Vega. “Si trasladamos esta factura al costo de la habitación, no va a venir nadie”, estimó.
“Estamos estudiando el tema, viéndolo, porque nos agarró un poco de sorpresa. Sabíamos que venía un aumento, pero no nos imaginábamos que iba a ser de esta magnitud”, reiteró. “Así, es inviable”, sentenció.
El incremento -aunque logre atenuarse- representará un duro golpe para una actividad que en los últimos años ha crecido en forma significativa en nuestra provincia, con un aumento destacado de la disponibilidad de camas que tiene Santa Rosa y otras localidades.
Según comentó el secretario, en nuestra provincia la mayoría de los hoteles son pequeñas empresas que, según estimó Vega, tienen una dotación de personal que oscila entre 10 y 25 personas.
“Esto representa una problemática muy grave, que afecta a muchos trabajadores”, indicó el empresario.
Las acciones a realizar todavía no están definidas por lo cual ninguna está descartada. “Hay hoteles de Bariloche y San Martín de los Andes que ya anunciaron que van a cerrar”, comentó Vega.
En otras provincias optaron por presentar un recurso de amparo para frenar el aumento. La idea se mencionó entre los empresarios pampeanos pero todavía no se tomó ninguna decisión.