Asusta a los arquitectos el parate en la construcción

CONSUMO DE CEMENTO

El presidente del Colegio de Arquitectos de La Pampa, Marcial de la Mata, aseguró ayer que “es muy preocupante” el parate que afecta a la construcción del sector público y privado en la provincia, una situación que según explicó se relaciona con la falta de confianza en el escenario económico actual del país.
Consultado sobre la caída de un 20 por ciento en la venta de cemento para la construcción -todo un indicador dentro del rubro-, el directivo dijo que “esto asusta” y advirtió que el año pasado “fue de mucha caída en la construcción, uno de los sectores que más sufrió, sobre todo en la obra pública”.
“La situación es preocupante, nosotros notamos la merma con la documentación que entra al Colegio. Hubo un freno en la actividad, y eso tiene que ver con la situación económica del país y la poca confianza de la gente para sacar un crédito y hacer alguna actividad de construcción”, agregó.
De la Mata manifestó que “decreció seguramente” en la provincia la cantidad de operarios ocupados en el sector de la construcción e informó que el Colegio de Arquitectos está tratando de “incentivar la actividad y que los municipios empiecen a hacer controles y manejen las oficinas técnicas y la posibilidad de generar concursos con el gobierno”.

Veinte mil pesos.
En Radio Noticias, también indicó que “en 2015 y 2014, se trabajó bastante el Procrear pero el año pasado cayó mucho y ahora cambió el sistema (ajustándose los valores por el índice de inflación) y no creo que haya mucha gente que se sienta segura de sacar el crédito. Esto es falta de confianza en la economía”.
“Ahora hay un Procrear donde el Estado hace un aporte pero el sistema del banco es una indexación en base al UVA. Estas alargando la deuda a largo plazo. En estos momentos, en la construcción el metro cuadrado anda en 20 mil pesos: son 2 millones para una construcción tipo de 90 metros cuadrados, casi 100”.
De esa forma, el profesional se refirió a los créditos lanzados por el gobierno, diferentes a los tradicionales de tasa fija, ya que tienen un ajuste mensual. El Procrear original se basaba en tasas fijas y exiguas para los primeros años del crédito, pero los nuevos créditos de Cambiemos se ajustan las cuotas por el índice UVA, en función del avance precios.
Estas modificaciones en las condiciones del programa de viviendas no alientan el mercado de las construcción y los rubros relacionados sino todo lo contrario, considerando que también se impuso un tope mínimo para acceder al crédito, dejando afuera a las familias que perciben menos de 16.120 pesos netos.
Ante esa situación, De la Mata señaló que “es muy difícil” que se tomen créditos con esas condiciones por la falta de seguridad que existe en la economía nacional. En cuatro años, el metro cuadrado en la construcción aumentó diez veces. “La inflación es muy grande”, cerró.