Atuel: Mendoza quiere provincializarlo

EL PARTIDO DEMOCRATA MENDOCINO QUIERE HACER UNA REFORMA CONSTITUCIONAL PARA APROPIARSE DEL CURSO

El Partido Demócrata pretende establecer en materia hídrica, con cambios en la constitución mendocina, que el río Atuel es patrimonio de Mendoza, a pesar de que se trata de un cauce interprovincial. También afecta a los ríos Mendoza, Tunuyán y Diamante.
El presidente del Partido Demócrata, Richard Battagión, pretende que se modifique la constitución provincial en Mendoza y que el Atuel sea considerado un río provincial, a pesar de que la Corte Suprema de Justicia de la Nación ya resolvió que se trata de un cauce interprovincial. Una vez más, la estrategia mendocina va en contra de los intereses pampeanos.
Ese espacio político quiere darle rango constitucional a la política hídrica en esa provincia vecina y así impulsa la modificación del artículo 1º de la Constitución mendocina para que el cuidado del agua y el uso eficiente del recurso constituyan una política de Estado que trascienda los gobiernos.
Curiosamente, se incluye en el proyecto establecer en la Constitución cuyana que los ríos Mendoza, Tunuyán, Diamante y Atuel pertenecen a esa provincia. El último cauce mencionado ya fue declarado interprovincial por la Corte Suprema de Justicia y es un punto de conflicto entre La Pampa y Mendoza.
Según relata el digital Mendoza On Line, los demócratas quieren que la constitución establezca que principalmente las regalías que perciba la provincia se destinen a la impermeabilización de canales y la sistematización de los ríos con la construcción de diques y usinas a fin de aumentar la eficiencia del riego.

Crisis.
Battagión considera que están dadas las condiciones para hacer esta enmienda constitucional, dice el medio cuyano, considerando que la crisis hídrica pone en peligro la sustentabilidad productiva de Mendoza como consecuencia de la pérdida de glaciares por el cambio climático.
A esta situación, además, se suma la presentación judicial del gobierno de La Pampa contra Mendoza, la segunda, por el corte del río Atuel por una decisión unilateral de la vecina provincia, lo que perjudica en términos sociales, culturales y económicos al oeste de la provincia principalmente.
En Mendoza califican la decisión del gobierno pampeano de ir a la Corte como “una agresiva política” con la que se “pretende amenazar todo el sistema hídrico mendocino”, por lo que el Partido Demócrata de aquella provincia quiere “establecer en la constitución que los ríos Mendoza, Tunuyán, Diamante y Atuel son provinciales”.

Canales.
“El compromiso, agregó Battagión, debe ser bilateral, del estado invirtiendo en la impermeabilización de canales, según indicó de los 12.000 kilómetros de canales de la provincia solo han sido impermeabilizados 1.500 kilómetros y del sector privado incorporando paulatinamente y en las medidas de las posibilidades, nuevas y eficientes tecnologías de riego”.
Propone la creación de un Plan Estratégico constituido por ley, conducido por el Departamento de Irrigación y revisado por un Congreso Provincial del Agua para la preservación y el uso eficiente de agua, hacia la institución de una política de Estado en la provincia.
“Los ríos Mendoza, Tunuyán, Diamante y Atuel son provinciales en razón que su límite frontal se emplaza en territorio de Mendoza”, advierte el proyecto de ley. Y agrega: “Sus yacimientos de hidrocarburos líquidos y gaseosos, como así también toda otra fuente natural de energía sólida, líquida o gaseosa, situada en subsuelo y suelo, pertenecen al patrimonio exclusivo, inalienable e imprescriptible del Estado provincial. Su explotación debe ser preservada en beneficio de las generaciones actuales y futuras”.