Avanzan “mini embalses” en la zona sur de Córdoba

OBRAS DISMINUYEN CANTIDAD DE AGUA QUE LLEGA A LA PAMPA

En el sur de Córdoba, al límite con La Pampa, comenzaron las obras para realizar “micro embalses” que contendrán el agua para que llegue con menos fuerza a Larroudé y Sarah, principalmente.
El secretario de Recursos Hídricos, Javier Schlegel, destacó ayer que los “micro embalses” que comenzaron a realizarse en el sur de Córdoba beneficiarán a La Pampa, ya que harán que “llegue menos agua” al norte provincial, especialmente a las localidades de Bernardo Larroudé, Sarah e Intendente Alvear.
Las obras, que tienen un presupuesto de 52 millones de pesos, son realizadas por el gobierno cordobés, que aporta el financiamiento, aunque la Secretaría de Recursos Hídricos de La Pampa y los tres municipios llevan un control de las tareas que fueron diagramadas en conjunto.
El secretario Schlegel manifestó a LA ARENA que “el convenio permite que en Córdoba se hagan micro embalses de contención de agua para que llegue menos a La Pampa”, algo que beneficiará a la región hídrica, que abarca una zona importante porque aporta “una solución de fondo”.
“Un micro embalse, el más grande, está en la zona de Pincén y el otro, que está muy adelantado en la obra, se ubica a un kilómetro de Realicó (en el campo de Fortuna) del lado de Córdoba, y eso va a hacer que entre menos agua al Bajo de Cortina, en beneficio de Van Praet y Lagos”, agregó.
En ese sentido, el funcionario resaltó que “Intendente Alvear también será beneficiada con los micro embalses”, evitando que llegue agua en dimensiones importantes desde Córdoba.

Dos mini embalses.
Las obras son esperadas con ansias por los productores del sur de Córdoba, en una zona donde hay miles de hectáreas inundadas como sucede en La Pampa. Los sectores más comprometidos del lado cordobés son Del Campillo, Serrano, Pincen e Italó.
El ministro de Agricultura de Córdoba, Sergio Busso, detalló que las obras “clave” y se ubican una es al sur de Pincen, que canaliza el agua hacia Tres Lomas, y la otra que va de Buchardo al río Quinto. Los convenios con La Pampa están listos, añadió.
En el diario LA NACIÓN, María Laura Bocca, productora de Italó, señaló que le pidieron a las autoridades acelerar los tiempos e indicó que “estamos en plena época de lluvias; se empezó en plena emergencia, por eso sabemos que el avance dependerá de lo que el clima permita”.
Productores, vecinos y autoridades conformaron una mesa de trabajo para buscar una solución a los anegamientos que sufren desde hace varios años. “Hace casi un año que estamos bajo el agua; en 1998 estuvimos tres años”, destacó Bocca.
Frente al pedido de la apertura de unas alcantarillas que se clausuraron hace unos meses para acelerar el desagüe, los técnicos respondieron que no están dadas las condiciones porque es necesario “retener aguas arriba para adelantar las obras”.
Las napas están altas y el suelo ya no absorbe más. La solución más amplia incluye acuerdos con La Pampa y Buenos Aires. En el área de Italó en el primer cuatrimestre llovió lo que en todo un año: 700 milímetros. Esas precipitaciones, sumadas a la napa alta, determinan que no haya escurrimiento, un panorama que no se resolverá a corto plazo.
El Comité de Cuenca del río Quinto, describió el ministro Busso, avanza en decisiones pero “el problema son los tiempos, hay que acelerar porque se pierden muchos recursos”.