Beneficiarios pampeanos, en alerta

NACION ANALIZA CAMBIOS EN PENSIONES NO CONTRIBUTIVAS

Juan Pablo Vieta – En La Pampa, a noviembre del 2016 se liquidaban 14.776 pensiones no contributivas, de las cuales 7.175 son por invalidez. Si se considera que la Población Económicamente Activa de la provincia es algo superior a las 140.000 personas, poco más del 5% de la PEA se encuentra pensionada.
El diario Clarín, en una nota firmada por la periodista Marcela Pagano, confirmó que desde el Poder Ejecutivo Nacional se está considerando la posibilidad de realizar cambios que afectarán el universo de beneficiarios de “Pensiones No Contributivas”.
El motivo de tal decisión, que tendrá profundas implicancias sociales, tiene que ver con la necesidad del gobierno nacional de reducir drásticamente el déficit fiscal. Desde la gestión de Cambiemos son plenamente conscientes que la diferencia negativa entre lo que el Estado gasta y recauda es la madre de todos los problemas.
La cobertura del déficit obliga al gobierno a emitir deuda de manera incesante, lo que provoca una importante apreciación cambiaria, dadas las dificultades para absorber una sideral oferta de dólares que se ve potenciada también por el constante ingreso de capitales que vienen seducidos por las jugosas tasas de interés.
Por otra parte, hay que agregar que en la medida en que no baje el déficit tampoco podrá reducirse la presión impositiva, factor determinante para el desarrollo de nuevas inversiones.
En definitiva, la gestión de Cambiemos sabe que en la medida en que más tiempo insuma resolver la cuestión fiscal, mayor será la demora en alcanzar el tan deseado despegue. Es decir que con atraso cambiario y fuerte presión impositiva no hay inversiones, lo que supone que tampoco habrá trabajo que permita reducir la pobreza.

Gastos.
En este contexto, desde el Ministerio de Hacienda de la Nación alegan que el gasto en prestaciones sociales y el PAMI representa el 56% de los gastos totales que ejecuta el Estado Nacional.
Como no pueden avanzar sobre las jubilaciones y pensiones por fallecimiento ya que la estabilidad del beneficio lo impide, puntualmente ponen el foco en 1.485.804 de pensiones no contributivas que insumirán este año un gasto superior a los 130.000 millones de pesos.
La idea del gobierno tiene que ver con analizar en profundidad las condiciones de cada uno de los beneficiarios a los efectos de conocer si responden a los requisitos que establece la legislación al respecto. Cabe decir al respecto, por ejemplo, que entre el 10 de diciembre del 2015 y el 8 de marzo de este año se dieron de baja 3.627 pensiones no contributivas entregadas de manera irregular a extranjeros.

El ojo de la tormenta.

Casi el 70% del total de pensiones no contributivas, donde también hay pensiones a ex combatientes de Malvinas, por madre prolífica, y graciables son pensiones por invalidez.
Los requisitos para recibir este beneficio tienen que ver con presentar un grado de discapacidad superior al 76%, no percibir ninguna prestación social tanto el solicitante como su cónyuge, no estar empleado, y no tener bienes a nombre de quien tramita la pensión, entre otros. El haber que se percibe equivale al 70% de una jubilación mínima.
Desde el gobierno argumentan que hay provincias en las que los pensionados por invalidez llegan a representar más del 10% de la población, proporción que en condiciones regulares no debería superar el 3%.
Si la comparación se hace en función de la Población Económicamente Activa hay jurisdicciones en las que más del 30% de la PEA está pensionada. La preocupación del Ejecutivo en este caso no solo radica en lo fiscal, sino también en que se trata de gente que por su condición de pensionado no vuelve a ingresar al mercado formal de trabajo.

¿Qué pasa en La Pampa?
En La Pampa, a noviembre del 2016 se liquidaban 14.776 pensiones no contributivas, de las cuales 7.175, el 48,5%, son por invalidez. Si se considera que la Población Económicamente Activa de la provincia, ajustada por las proyecciones de población del Indec, es algo superior a las 140.000 personas, poco más del 5% de la PEA se encuentra pensionada.
Del total de pensiones no contributivas otorgadas a pampeanos, 4.251 están en Santa Rosa y 3.136 en General Pico.
En La Pampa en particular y la Patagonia en general, la pensión por invalidez adquiere otra relevancia ya que incluye el adicional del 40% del plus patagónico, alcanzando los $ 6.250.
Como la cantidad de beneficios se encuentra por encima de los otorgados inclusive en provincias más grandes que La Pampa, es de prever que los cambios que se incorporen provoquen la caída de pensiones en la provincia.
Si se considera el total de pensiones no contributivas, La Pampa tiene casi la mitad de las otorgadas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y más que Chubut, donde vive casi el doble de la población que reside en La Pampa.