BLP desembolsa $ 80 millones

CREDITOS HIPOTECARIOS

El presidente del Directorio del Banco de La Pampa, Alexis Iviglia, dijo ayer en la Legislatura provincial que la entidad va a analizar la posibilidad de actuar de garante ante aquellas personas que se les complica conseguir garantías para alquilar una vivienda. Según reveló, esta función el banco ya la cumple con grandes empresas.
Iviglia concurrió ayer a la Comisión de Legislación Social de la Legislatura pampeana para sentar opinión en los proyectos que se encuentran allí vinculados al tema de los alquileres.
“El Banco Pampa fue citado con alguna idea embrionaria que está dando vuelta para ver de qué manera podría participar de un contrato de alquiler en la prestación de un servicio de aval bancario en aquellos inquilinos a los que resulta difícil o engorroso conseguir la garantía”, explicó en diálogo con Radio Noticias.
La herramienta del “aval bancario” ya existe y de hecho, explicó Iviglia, el BLP la tiene en vigencia. “En el 100 por ciento de los casos se utiliza a nivel de empresas, pero no en el alquiler doméstico”, señaló.
Ante los legisladores provinciales, las autoridades bancarias se comprometieron a “estudiar el tema para ver de qué manera el banco puede intervenir” en estas nuevas ideas.
“Hicimos la salvedad -aclaró-, de que la emisión de un aval bancario implica una financiación, implica un crédito; es decir aquellas personas a las que el banco les diera un aval pierden capacidad crediticia respecto de otros productos, como podría ser un crédito personal o una tarjeta de crédito. Ese es el concepto. Nosotros queríamos informar respecto de eso”.
Para ejemplificar, Iviglia detalló: “Supongamos un contrato con un alquiler de 10.000 pesos por mes, en un contrato de 24 meses, estamos hablando de un aval bancario de 240.000 pesos, que es el monto del contrato”. La pérdida de capacidad crediticia del inquilino sería proporcional a ese “crédito” bancario.
En la práctica, el otorgamiento del aval bancario significa que si el inquilino no paga el alquiler, “el banco responde por el inquilino por el mes que no se paga”, sintetizó.

Créditos hipotecarios.
Consultado por la línea de créditos hipotecarios que el BLP anunció a principios de año, Iviglia comentó que en su versión inicial la operatoria no tuvo el éxito esperado en razón de las dificultades de los interesados para cumplir los requisitos.
Visto ese problema, se hicieron los cambios necesarios. “Se corrigió a través de tres acciones: se extendió el plazo de 20 a 30 años; se bajó la tasa de interés a partir de la ley provincial que bajó la alícuota de Ingresos Brutos para los préstamos hipotecarios, que significó una baja importante de la tasa, del 6,90 al 4,90, que combinado con el alargamiento del plazo y con algunos otros requisitos que hemos bajado, ha significado que el producto está mucho más accesible”.
Desde que se aplicaron los cambios, “estamos hablando de un monto entre desembolsos efectivamente realizados, operaciones en curso, y operaciones en análisis, de alrededor de 80 millones de pesos”.
“Ahora estamos realmente satisfechos”, confesó.