Bruno, otro precandidato del radicalismo

“No lo sé”. La frase, cortita, evasiva, leída así podría atribuirse a lo que es casi un latiguillo de quien fue cuatro veces gobernador, Rubén Hugo Marín. Pero no, el que la pronuncia, escueto, tratando de ser medido es alguien que no comulga políticamente con el presidente del Partido Justicialista, el diputado provincial del Frepam Carlos Bruno.
En la mañana de ayer, no sin sorpresa, muchos santarroseños advirtieron que en diversas calles aparecieron pintadas mencionando el nombre del legislador radical, que responde a la línea blanca de la UCR. ¿Un virtual lanzamiento de cara a las legislativas nacionales del año próximo?, ¿quiénes fueron los que se ocuparon de realizarlas en la avenida San Martín, en calle Rivadavia y sobre Belgrano en Villa Alonso. “No lo sé”, dijo Bruno ante una pregunta de este diario. “Anoche (por el martes) me llamaron algunos militantes y me dijeron que salían a pintar, pero yo no sabía nada”, se excusó.
-Parece difícil pensar que no sabía.
-Sí, parece difícil, pero será la idea de algunos. Hace un tiempo algo comentaron, pero nada más que eso, y ahora esto.
-¿Pero será precandidato a diputado nacional o no?
-No lo sé. Eso se verá más adelante. Ahora solamente quiero sacudir la modorra de algunos y que discutamos entre todos que es lo que le vamos a proponer a la ciudadanía. Desde ya digo que no estoy de acuerdo con proyectos personales, lo que se proponga debe ser algo discutido y analizado entre todos.
-Pero lo cierto es que las pintadas aparecieron.
-Bueno, pero como han aparecido otras.
-Por ejemplo la que dice que Francisco Torroba vuelve.
-Sí, es verdad. Pero lo que digo ahora es que debemos ser confiables, predecibles y que todo candidato debe tener una identidad partidaria. Recuerdo que hace cuatro años, el Partido Justicialista proponía un bloque pampeano para defender los intereses de la provincia… ¿y qué pasó? Que de los cuatro legisladores que conformaban ese bloque hoy solo queda uno y los otros tres se desviven por mostrar quien queda mejor con el gobierno nacional. Ahora son ultra cristinistas.
-¿Y eso está mal?
-No me parece mal que lo sean, lo que está mal es que en campaña decían una cosa y después hacen otra, bien al estilo Carlos Menem.
-¿Y de la precandidatura de Francisco Torroba qué dice?
-Todos tienen derecho a presentarse. Lo que digo es que quiero volver a tener un radicalismo movilizado; quiero volver a discutir proyectos y quiero volver a mostrar los signos partidarios.
-¿Y dónde queda el Frepam?
-De ninguna manera reniego del Frepam como herramienta electoral, pero el Frepam es eso, una herramienta electoral, no un partido político. Y el frente va a seguir creciendo en la medida en que los partidos que lo componen se fortalezcan.
-¿Qué le parece que personajes como Carlos Mac Allister, que no vienen de la política empiecen a caminar los barrios?
-Me parece bien. Ojalá que todos nos involucráramos en política, vengan del ámbito que vengan. Lo que sí es saludable para la política y la democracia es que quienes quieran participar se identifiquen partidariamente, porque si no después aparecen los famosos tránsfugas que van por un partido y terminan bien lejos de donde empezaron. Sobran ejemplos tanto en La Pampa como a nivel nacional.
En el Congreso Nacional se renuevan tres bancas pampeanas en la Cámara de Diputados: la de los justicialistas Cristina Regazzoli y Roberto Robledo y la del radical Ulises Forte. Este último ha dicho a sus íntimos que pretende ser reelecto; en tanto que se cree que el hombre de la UOCRA tiene las mismas pretensiones.
Como se ve, para tres lugares ya hay varios precandidatos.