Cambian las cañerías de los desagües cloacales

TRABAJOS SOBRE LA AVENIDA PERON

Comenzaron el martes los trabajos de cambio de cañería sobre la colectora de la avenida Perón, a la altura de la calle General Acha, donde hace más de 20 días se produjo una importante rotura que volcó líquidos cloacales y afectó a los vecinos de la zona.
Desde la mañana se vieron dos palas y una máquina escavadora de grandes dimensiones que abrió una profunda zanja de casi 100 metros de largo en el cantero este de la Perón, entre las calles Acha y Unanue, del barrio Villa Parque. Se espera que los trabajos se completen durante la jornada de hoy.
El pasado sábado 16 de mayo a última hora de la tarde colapsaron las cloacas en una importante zona de Villa Parque, al punto que durante varias horas se volcaron cientos de litros de líquidos cloacales a la calle, los que emanaban tanto de las bocas de registro como de una importante rotura registrada sobre avenida Perón a la altura de Acha. Esa manzana fue la más afectada por los malos olores y la suciedad.
Desde esa noche y hasta ayer, la dirección de Agua y Saneamiento consiguió reestablecer provisoriamente el servicio con la colocación de un bypass que, a través de una tubería flexible, “hizo puente” sobre la rotura. Esta solución momentánea insumió personal y el trabajo permanente de un generador eléctrico en el lugar.
Ayer, en el lugar de la rotura, el director de Agua y Saneamiento, Nicolás Echeverría, explicó a Radio Noticias los alcances del reemplazo. “Se cambia la cañería madre que conduce los desechos que vienen de la cuenca del Fonavi 42, barrio 26 de Septiembre y Villa Parque. Es la continuación de la calle Acha que también había colapsado el año pasado y se cambió en parte en 2014 y parte de 2015”. El funcionario también recordó que hace algunos meses se hizo un cambio similar sobre la misma avenida Perón, más al norte, donde también se había roto la cañería.
El problema que afecta a ésta y otras zonas de la ciudad tiene que ver con el material con el que están hechas las viejas cañerías: el asbesto cemento, por los vapores y el paso de líquidos, se van angostando hasta el punto de la rotura; en ese momento cede el terreno por encima y la tierra termina tapando por completo el caño, lo que hace colapsar todo el sistema. El cambio por cañerías nuevas de material plástico alargaría notablemente la vida útil del tramo reemplazado.
Según Echeverría, los trabajos iniciados ayer se van a extender hasta hoy si el clima permite un trabajo continuado de la cuadrilla afectada. “Esto va a devolver la normalidad al desagüe cloacal de los tres barrios”, agregó. “También nos va a permitir tener menos reclamos y liberar personal para poder atender en otros puntos de la ciudad”, completó.
Al menos ayer y mientras avanzaban los trabajos, el mal olor se sentía en la zona al punto de ser insoportable frente al pozo abierto. También se cortó el tránsito sobre esos 100 metros de la colectora de avenida Perón.