Casa de Piedra: la obra de riego costará $14 millones más

Llamarán a una nueva licitación para la segunda etapa que dejó inconclusa Andreatta, en la que se colocará el sistema de filtrado para llevar agua a las chacras. A diciembre pasado, lo que faltaba iba a costar 14 millones de pesos más, pero con la devaluación del peso, se incrementaría ese monto.
El presidente del Ente Provincial del Río Colorado (EPRC), Jorge Dosio, afirmó que terminar la obra de riego en Casa de Piedra demandará arriba de 14 millones de pesos más de lo que se invirtió hasta el momento, ya que la empresa Andreatta dejó sin terminar parte de la construcción. Explicó además que se colocaron todas las cañerías, pero falta la segunda etapa de los trabajos, para llevar el agua a las chacras.
Esta semana se conoció a través de una publicación en el boletín oficial que el gobierno provincial rescindió el contrato de obra pública que había firmado con la firma para la construcción de la “Red de riego-Proyecto Integral red de riego y drenaje para el proyecto productivo norte en Casa de Piedra”, que abarca unas 1.000 hectáreas. El proyecto estaba previsto que finalizara en abril de 2013, pero nunca fue entregado. El año pasado, en julio, LA ARENA ya había informado de la situación, pero no hubo una respuesta por parte de las autoridades provinciales.

Lo que falta.
Dosio indicó ayer a LA ARENA que no tiene un porcentaje de avance de la obra para informar. Sin embargo, precisó que de los 20 millones de pesos que se habían licitado en 2011, se habían invertido unos 15 millones de pesos al momento en que Andreatta dejó la obra.
“Se colocaron todos los caños, apenas quedaron algunos sin poner, pero se habían comprado todos y están en el lugar. Eso la empresa lo hizo. Lo que no hizo fue colocar las válvulas, los filtros y el sistema de filtrado, para la distribución del agua a las chacras”, precisó.
El titular del EPRC afirmó que falta realizar la segunda etapa de la obra pública. “Calculamos que es el 35 ó 40 por ciento del total. O sea que de 20 millones de pesos que se había licitado, se pagaron unos 15 millones de pesos”, dijo.
Dosio indicó que en estos días están preparando la nueva licitación, que tiene el inconveniente de que una nueva firma deberá terminar los trabajos que dejó inconclusos Andreatta. Se calcula que esos trabajos llevarán cinco meses más.
El funcionario indicó que para diciembre pasado, se calculó al hacer la redeterminación de precios que lo que quedaba por hacerse de la construcción, la segunda etapa, iba a costar otros 14 millones de pesos más, pero luego de la devaluación del peso, “hay que adecuar los números, ya que el dólar aumentó dos o tres pesos más y los implementos que hay que comprar son todos importados, por ejemplo, los filtros son de Israel”. Ahora, en algunos casos, no hay precios de los implementos, ya que los proveedores los cotizan en dólares.

Atención especial.
El presidente del Ente afirmó que “Andreatta por el concurso de acreedores quedó muy vapuleado y se le terminó el plazo de obra, ahí observamos que iba a ser irrealizable. La compra de los implementos de la segunda etapa se atrasaron y no llegaron a ponerlos y pasó el plazo”.
Se le preguntó entonces a Gosio por qué se tardó tanto en rescindirle el contrato a Andreatta, luego de meses de vencido el plazo de entrega. “La empresa estaba en ahogo financiero, pero no económico. Estaba en convocatoria de acreedores, y si hubieran alcanzado los acuerdos con los acreedores se podría haber hecho cargo de los trabajos que quedaban. La rescisión es lo último que uno quiere, el último remedio, porque siempre es preferible que tarde dos meses más y no que se haga cargo otro, porque se tarda más meses en llamar a una nueva licitación y en comenzar los nuevos trabajos. Además, la empresa tuvo una atención especial por ser pampeana para apostar a las empresas de acá”.
Andreatta entró en 2013 en convocatoria de acreedores. En ese momento tenía más de media docena de obras adjudicadas para realizar en distintos puntos de la provincia. En el último boletín oficial se le rescindieron cuatro contratos.
En julio del año pasado, este diario había publicado varias denuncias respecto a irregularidades del Ente en cuanto a la mencionada obra. Los empleados del EPRC afirmaron que mientras estaba certificado el 70 por ciento de la obra, o sea que ya entregaron esos fondos, la ejecución de los trabajos apenas llegaba al 50 por ciento. Además, se denunció en su momento que se debían entregar dos camionetas dentro de los 60 días de iniciados los trabajos, lo mismo que una vivienda en Casa de Piedra.