Caso Rogers: las apelaciones, después de la feria judicial

¿MAS ABOGADOS PARA DEFENDER A ROGERS Y ALANIZ?

La Cámara Federal de Apelaciones de Buenos Aires deberá decidir ante la apelación que, luego de la feria judicial, formularán los abogados de los dos principales incriminados en la causa de Lonquimay.
Después de la feria judicial los abogados defensores de los imputados en la causa del cabaré “Good Nigth”, presentarán sus apelaciones al fallo que dio a conocer el Tribunal Oral Federal. Es seguro que todos los patrocinantes -los de los cincos imputados- apelarán la sentencia; y es muy probable que dos de ellos tengan el apoyo de profesionales de Capital Federal.
En razón de que el TOF dio a conocer en principio solo la parte resolutoria de su decisión, y unos días más tarde, el 5 de julio, el fallo completo, es que los defensores dispondrán hasta los primeros días del mes de agosto -cuando concluya la feria judicial- para presentar sus recursos de apelación. Disponen desde el momento en que tienen el fallo en sus manos de 10 días hábiles para ese trámite.

La condena.
Cabe recordar que el intendente de Lonquimay, Luis Enrique Rogers fue condenado a 5 años de prisión y a pagar 50 mil pesos de multa por el Tribunal Oral Federal de Santa Rosa. El tribunal lo consideró responsable como partícipe necesario del delito de trata de personas. En un todo de acuerdo con lo solicitado por el fiscal general Jorge Bonvehí, también recibió la misma pena el dueño del cabaré “Good Night” Carlos Javier Fernández, y el comisario Carlos Alaniz; y fueron condenados, pero a dos años, como partícipes secundarios Eduardo Mauricio Fernández y Brian Sacks.
El TOF sostuvo que los condenados tuvieron que ver con el “sostenimiento de casa de tolerancia, y acogimiento de mujeres mayores de 18 años agravado por ser más de tres las víctimas” del delito.
Desde el mismo momento que se conoció la sentencia se supo que los abogados iban a recurrir, y Juan Carlos De La Vega -representando a Carlos Javier Fernández, dueño de “Good Night”-, le deslizó en ese momento a su defendido que “ya sabíamos que esto iba a terminar en la Corte”.
Este profesional junto con Román Fiorucci, están en pleno trabajo de darle forma al recurso, y se sabe que pedirán la nulidad por la ampliación de la acusación que en el transcurso del juicio hizo el fiscal Jorge Bonvehí. De La Vega reprochó que hubo “testigos que pasaron a ser víctimas”, y se agregaron además tres nuevas mujeres que el tribunal supuso víctima de trata.
El profesional mostró su disconformidad con el fallo, y sostuvo que los jueces estuvieron “muy suspicaces” y fallaron “sobre la base de suposiciones”.

¿Nuevos abogados?
Por otra parte circuló firmemente la versión de que los principales acusados -el intendente Rogers, y el dueño del cabaré Carlos Javier Fernández- pretenden sumar abogados porteños a quienes hasta ahora los habían defendido. El jefe comunal de Lonquimay estuvo asistido por Sebastián País Rojo; y el policía Carlos Alaniz por Boris Vlasich. Estos profesionales de todos modos continuarían vinculados, pero recibirían apoyo de abogados de Capital Federal.
Por su parte Brian Sacks fue asesorado durante las audiencias en el TOF por Héctor Danci, y Eduardo Mauricio Fernández patrocinado por la defensora oficial Laura Armagno.