Chocó y huyó: no irá preso

El juez Mauricio Piombi condenó el viernes pasado a Walter Horacio Payela a dos años de prisión en suspenso y 18 meses de inhabilitación para conducir cualquier tipo de vehículo por haber atropellado a una adolescente de 14 años, causa que fue caratulada como lesiones graves culposas. Además el magistrado le impuso como regla de conducta, por dos años, que deberá fijar domicilio, del que no podrá ausentarse sin permiso judicial.
La resolución fue dictada a raíz de un pedido de juicio abreviado acordado entre el fiscal Oscar Cazenave, el defensor particular Gastón Gómez y el propio imputado, un empleado de frigorífico de 21 años.
Con las pruebas incorporadas al expediente, quedó demostrado que el 7 de mayo pasado, a las 23, Payela circulaba en una camioneta Ford F100, con jaula para jauría, y al llegar a Paraná y Chacabuco, “sin prestar debida atención”, giró hacia el norte y embistió a la menor, quien sufrió heridas graves.
En ese momento, el acusado se fugó y recién se entregó en la División Accidentología a las seis de la mañana (siete horas después del siniestro vial), donde se le realizó el control de alcoholemia que arrojo el resultado de 0,33 g/l de alcohol en sangre. Piombi, en el fallo, habló de un “accionar negligente e imprudente” del conductor.

Compartir