Cientos por un puesto

Más de cinco horas tuvieron que esperar muchos jóvenes para conseguir una entrevista que, posiblemente, les permita entrar al siempre difícil, más en estos tiempos, mercado laboral. Tal es así que ayer una larga fila de personas estuvo esperando todo ese tiempo en la puerta del restobar céntrico Cine Club, solo para contar con esa “oportunidad”. Más, sabiendo que en el clasificado decía claramente “sin experiencia”.
Para comprender la situación actual, solo basta con recordar que en el mes de julio se generó una movilización importante por un puesto para vender productos de panadería. Ayer la imagen fue similar, y no por muchos cupos más.
La realidad es que tanto a nivel local como nacional la oferta de trabajo es cada vez menor, mientras que los desocupados van en ascenso. Alcanza con ver las redes sociales o los clasificados para darse de lo complicado que es conseguir un empleo.
Los más jóvenes, aquellos que terminaron sus estudios secundarios o que desde temprano quieren comenzar a ganarse un sueldo, son de los más perjudicados. Porque no interesa qué ideología política tengan o el estilo de vida que lleven, la barrera que nos los deja avanzar es: “Con experiencia”.
Ayer, la imagen sobre la calle Quintana fue de cientos de personas con el currículum en mano, sentadas, apoyadas contra la pared o simplemente mirando el celular y charlando entre sí. Todas esperando la tan ansiada frase: “La vamos a estar llamando”. Lo que no sorprende es que, una vez más, la mayoría de los presentes no superaba los 23 años.

Panorama complicado.
Ayer, varios de los jóvenes entrevistados por este diario coincidieron en remarcar la complicada situación actual, tanto en La Pampa como en el resto del país. “Viene difícil la cosa. Cada vez hay menos trabajo”, era la frase más escuchada.
“Está todo muy complicado, hay mucha demanda de trabajo y poca oferta. Solo alcanza con mirar está calle (la fila llegaba hasta la esquina), y hubo gente que llegó a las 14 para ser entrevistada. Todo eso refleja lo complicado que está la situación”, explicó uno de los postulantes, que cursa la carrera de Abogacía.
“Lo que facilitó la llegada de tanta gente hoy (por ayer) fue que el aviso clasificado decía ‘sin experiencia’ y eso nos sirve a muchos que recién nos estamos formando. Se nos hace muy difícil que a tan corta edad te pidan experiencia laboral”, aseguró el joven, al tiempo que añadió: “El Gobierno, nacional y provincial, debería hablar con las empresas para encontrar soluciones a la falta de empleo, porque todo viene de la mano de la política económica que se está aplicando en estos momentos en todo el país. Por eso, debería bajar una línea desde arriba (Nación) para los gobiernos provinciales para hallar una solución”.
“Siempre terminan siendo estos tipos de trabajo los que nos abren una puerta (bares, restaurantes o casas de comidas rápidas), pese a que muchas veces no es lo que buscamos. Pero no hay oferta”, sentenció.