Clausuran boliche por presencia de menores

Después de los graves incidentes del fin de semana pasado, cuando hubo 25 detenidos, heridos y destrozos varios, la municipalidad de Santa Rosa dispuso ayer la clausura preventiva del complejo nocturno Jockey-Club 222, una medida que se extenderá por 10 días y que también coincide con la puesta en marcha de la nueva Subdirección de Nocturnidad.
La faja de clausura la colocó personal de la Dirección de Sanidad y Control de Actividades Económicas de la comuna santarroseña luego de recibir una orden del Juzgado Provincial de Faltas. El motivo del cierre es por la presencia de menores dentro del local, aunque dicha infracción data de hace casi un año, el 20 de julio de 2012 cuando allí estuvieron inspectores municipales realizando su trabajo.
De acuerdo a las explicaciones que ofrecieron en el municipio, la clausura se hace efectiva recién ahora porque los dueños del complejo nocturno habían apelado la resolución.
El ingreso de menores al local se pudo comprobar también el pasado sábado, cuando en los incidentes que comenzaron en el interior del boliche (y siguieron afuera) estuvo involucrado un adolescente de 15 años.

Batahola.
A las 6 de la mañana del domingo, cuando el local comenzaba a cerrar sus puertas, un incidente entre un menor y un patovica generó un entredicho y posterior pelea. El incidente continuó afuera y la llegada del personal policial alteró los ánimos de varios de los que estaban merodeando el lugar.
Se produjo entonces un enfrentamiento de proporciones que terminó con un saldo de 25 detenidos (17 mayores y ocho menores), una agente policial con fisura de la sexta vértebra a raíz de un botellazo, un efectivo con un corte arriba de un ojo, otros cinco policías con golpes, un patrullero con la luneta destrozada, una camioneta policial también dañada y dos móviles más con abollones provocados por piedrazos, baldosas, medios ladrillos y botellas arrojados por algunos de los que más tarde serían detenidos y trasladados a la Seccional Tercera.
Además, Marisa Luquez, madre del menor protagonista del incidente, denunció el lunes ante el fiscal Mauricio Piombi que su hijo fue golpeado en el interior de la dependencia policial.

Nocturnidad.
En tanto, dos días después de los incidentes, desde el municipio se informó la creación de la Subdirección de Nocturnidad, que se implementará para controlar “los establecimientos nocturnos y las denuncias por ruidos molestos”, según detalló Mauricio Márquez, secretario de Desarrollo Local de la comuna.
El nuevo subdirector del área es Nelson Maldonado que asumió el cargo hace una semana. Su tarea será la de gestionar a un grupo de inspectores que se encargará de los controles específicos en establecimientos nocturnos, además de recibir las denuncias sobre controles en los barrios. Márquez informó que cada inspector deberá conocer el aforo de los locales y si registran alguna anomalía, “se labrará un acta”.