Colocaron bomba de repuesto

AFIRMAN QUE EL SERVICIO VOLVERA A LA NORMALIDAD LA PROXIMA SEMANA

Las dos bombas que suministran el agua de riego a los camiones que abastecen la zona norte de la ciudad, fueron sustraídas el pasado lunes 12 de enero. El después, según indicó el funcionario municipal, comprendió “la ubicación de una bomba de repuesto, cuyo motor se quemó dos días después”; entre este fin de semana y el próximo, esperan tenerla activa nuevamente.
A raíz de conocerse el robo de dos bombas extractoras de agua, que proveen el líquido elemento a los camiones que la emplean en el riego de calles de tierra, la consulta fue dirigida al titular de Vialidad municipal, Gabriel Guinter. El funcionario explicó cómo procedieron luego del robo y cómo se organizaron para seguir cumpliendo con el servicio, sin mayores inconvenientes.
Guinter, en diálogo telefónico con LA ARENA, explicó que “las bombas fueron robadas el lunes de la semana pasada, y siempre tenemos alguna en guarda por roturas. Así que dos días después de registrada la sustracción, se repuso una de ellas que sufrió desperfectos eléctricos”, aseguró.
Guinter mencionó que el pasado viernes fue retirada debido a que se quemó el motor de la bomba utilizada como repuesto. A su vez, expresó que es un lugar muy difícil de controlar, pero al que es necesario acceder para el uso de las bombas.
A continuación, el funcionario manifestó que “hoy en día, el sistema está funcionando con el carga de la calle Felice, el riego funciona normal porque las dos bombas allí ubicadas siguen abasteciendo, pero con demora al inicio de carga”. Esto ocurre, porque a las 7, hora de inicio del servicio, confluyen allí todos los camiones regadores.
“Pero con el transcurso de las horas, la situación se va normalizando y hasta ahora, la situación implica que los regadores de zona norte deban recorrer 1.000 metros más para cargar el agua”, indicó.
Por lo pronto, también destacó que la bomba quemada ya está en el taller de reparaciones. Especuló con la nueva puesta en marcha, “entre este fin de semana y el inicio de la próxima”, afirmó Guinter.

Comunicado.
Desde la Municipalidad de Santa Rosa, se comunicó ayer que “la prestación del servicio de riego por administración municipal se continúa realizando con normalidad, más allá del robo de las bombas ubicadas en calle Duval. El riego en la ciudad comprende 17 sectores atendidos por prestatarios privados y cuatro sectores más que son servidos por cuatro camiones municipales, en estos momentos todos recargan en la estación de bombeo ubicada sobre calle Felice, de manera que el servicio se sigue brindando como es habitual”, informó la nota.
La información agregó que “desde el área de Vialidad y Logística aseguraron que en ningún momento se dejó de regar, inmediatamente conocido el robo los camiones se derivaron a la calle Felice, y se continuó atendiendo las calles normalmente. Asimismo, anticiparon que se iniciarán los trámites para la reposición de los equipos robados”, estipuló la información.