Condenan a 21 genocidas a perpetua

FINALIZO EN BAHIA BLANCA EL JUICIO MAS GRANDE POR DELITOS DE LESA HUMANIDAD

El mayor juicio por crímenes de lesa humanidad en la provincia de Buenos Aires finalizó el pasado miércoles en la ciudad de Bahía Blanca con la lectura de la sentencia, que quedó a cargo del juez pampeano José Mario Triputti y por la que se condenó a 30 genocidas por la causa V Cuerpo de Ejército.
El Tribunal Oral Federal de Bahía Blanca consideró la existencia de diversos delitos como homicidio, tormentos y asociación ilícita en perjuicio de 105 víctimas, mientras que unos 21 represores recibieron penas de prisión perpetua, otros nueve fueron condenados a entre 3 y 14 años de cárcel, y solamente uno de los acusados fue absuelto.
Uno de los delitos considerados por el tribunal fue la sustracción de menores, como en el caso de Osvaldo Lucio Sierra, un coronal del Ejército Argentino, que fue condenado a prisión perpetua y se encuentra con arresto domiciliario.
Entre los acusados figura también Jesús Salinas, que nació el 9 de junio de 1936 en la localidad pampeana de Quehué y cumplió funciones en la Policía de la Provincia de Buenos Aires. Actualmente, se encuentra cumpliendo detención domiciliaria en Ingeniero White, Bahía Blanca.
Algunos de los delitos considerados mayormente son: imposición de tormentos por ser las víctimas perseguidas políticas, privación ilegal de la libertad, homicidio agravado por alevosía para lograr la impunidad, bajo la figura de desaparición forzada de personas, sustracción de menores y asociación ilícita.
Entre los imputados, hay miembros del V Cuerpo del Ejército, ex agentes del Servicio Penitenciario bonaerense, policías de Río Negro, Buenos Aires y Neuquén y de la Policía Federal. La sentencia se leyó el pasado miércoles en el Aula Magna de la Universidad Nacional del Sur.

Cárcel común.
Los fiscales de la causa fueron el pampeano Miguel Palazzani, José Nebbia y Antonio Castaño, y el tribunal que llevó adelante el juicio estuvo conformado por el pampeano Triputti, acompañado por Jorge Ferro y Martín Brava. Triputti integra el TOF que realiza el juicio por delitos de lesa humanidad cometidos en La Pampa, en la causa Subzona 14 II.
El tribunal afirmó que “la totalidad de los delitos constituyen crímenes de lesa humanidad perpetrados en el marco del genocidio sufrido en el país y durante la última dictadura cívica militar”. También dispuso que las penas se cumplan en cárcel común, como reclamó la fiscalía, al considerar las pericias realizadas.
Con esta sentencia, son 815 los represores condenados en el país por delitos de lesa humanidad, y varios de ellos cuentan con varias condenas, en el marco del proceso por la Memoria, la Verdad y la Justicia. El juicio oral y público había comenzado en octubre de 2016 con 39 imputados que, por fallecimiento y razones de salud, terminaron siendo 31.

Perpetua.
Los condenados a prisión perpetua son Juan Manuel Bayón, Osvaldo Bernardino Páez, Walter Wartolomé Tejada, Osvaldo Lucio Sierra, Julio Guillermo González Chipont; Carlos Alberto Ferreyra, Pedro Angel Cáceres y Jorge Horacio Granada. También a Norberto Eduardo Condal, Carlos Alberto Taffarel, José Enrique del Pino, Víctor Raúl Aguirre, Jorge Enrique Mansueto Swendsen, Alejandro Lawless, Raúl Artemio Domínguez, Arsenio Lavayén, Desiderio Andrés González, Gabriel Cañicul y José María Martínez. Por la misma pena fueron condenados los ex policías bonaerenses Pedro José Noel y Jesús Salinas.
Los otros nueve condenados recibieron penas de 14 años, como Oscar Lorenzo Reinhold, de diez para Osvaldo Floridia, nueve para Miguel Chiesa, Miguel Nilos, Antonio Laurella Crippa y Jorge Rojas, seis para Héctor Luis Selaya, y otros tres a Andrés Reynaldo Miraglia. El único absuelto fue Alberto Magno Nieva.

“Derecho a réplica”
El Tribunal Oral de Bahía Blanca, además, dispuso que el diario La Nueva Provincia de aquella ciudad -en el plazo de 10 días después de que la sentencia quede firme- publique “la rectificación, como acto moralmente reparatorio y de reconstrucción de la memoria” de una nota en la que hacía referencia que diez víctimas de este juicio fueron “detenidos o abatidos en enfrenamientos militares cuando quedó acreditado” que “fueron objeto de secuestro, tortura y en su caso, fusilamiento por parte de personal militar de la época, haciendo expresa mención de la fecha, página y sección en la que fueran vertidas esas noticias”.