Conflicto por Dagsa sigue sin solución

INTERRUMPIERON SESION DEL CONCEJO PARA RECLAMAR REUNION CON EL INTENDENTE

En medio de la sesión del Concejo Deliberante local, alrededor de las 11.20 y cuando ya se estaban votando los temas del orden del día, ingresó una gran cantidad de personal municipal con bombos y redoblantes, a reclamar la apertura al diálogo para destrabar la situación de conflicto. Hubo un cuarto intermedio y la sesión debió ser interrumpida.
El encuentro, como es habitual, comenzó pasadas las 11, normalmente, hasta que comenzó a tratarse el orden del día. Alrededor de las 11.20, personal de la Dirección de Agua y Saneamiento (Dagsa) además del de la Asociación de Trabajadores Legislativos (APEL) ingresaron al recinto con bombos y redoblantes, interrumpiendo la exposición y generando la detención del encuentro.

Manifestantes.
Al ingreso de trabajadores, se sumó la presencia de dirigentes sindicales, tales como Aldo Bafundo (APEL), Ceferino Riela (Sitraj), Ricardo Araujo (ATE), Ricardo Valcarcel (UPCN) y el mismísimo dirigente de los empleados municipales, Omar Rojas.
Tanto Rojas como Bafundo tomaron la palabra y reclamaron “diálogo con el intendente” a los ediles. Les exigieron que se responsabilizaran de la situación reinante y sean parte de la solución. Finalmente, Bafundo amenazó con que la falta de soluciones derive en una profundización de las medidas de fuerza.
Les instó a solicitar un cuarto intermedio para reclamar que sean recibidos por el intendente, para entablar un diálogo que conlleve una solución al conflicto. Cuando los concejales plantearon terminar de atender al orden del día y luego reunirse en labor parlamentaria, los manifestantes se mostraron disconformes y retomaron el reclamo.
Luego de algunas deliberaciones, la situación obligó a solicitar el cuarto intermedio. Fue el presidente del cuerpo deliberativo quien informó a los presentes que los secretarios de Gobierno, Román Molín y el director de Recursos Humanos, Juan Weigel, recibirían a los secretarios sindicales.
La medida tampoco fue aceptada por los trabajadores. Con posterioridad, se retomó de forma normal la sesión.

Orden.
Antes del ingreso de los manifestantes, se aprobaron de forma unánime, dos iniciativas. La primera correspondió a la modificación del artículo dos de la ordenanza 5356/2016 sobre adhesión a la ley provincial 2870 de Promoción Económica y la modificación del artículo uno de la ordenanza 1558/1995, aceptando la donación de un inmueble propiedad del vecino José Sarasola.

Analizan conciliación
El subsecretario de Trabajo de La Pampa, Marcelo Pedehontaá, dijo que se está “evaluando, momento a momento, la conciliación obligatoria siempre y cuando el municipio reconozca la autoridad de aplicación” en el marco del conflicto que la Municipalidad de Santa Rosa con los trabajadores de Dagsa.
“Lo que pretendo, digo y planteo, por el bien de la ciudad, es que el municipio entienda que de los conflictos sin palabras no se sale: generemos una mesa de diálogo, como vamos a estar los santarroseños sin hablarnos en un conflicto de esta magnitud, hagámoslo por la paz social de esta ciudad”, dijo el funcionario en declaraciones a Radio Noticias.
Pedehontaá también se refirió a las acusaciones del intendente Leandro Altolaguirre, culpando al peronismo por el conflicto. “Lo que planteo es que los trabajadores evidencian su decisión de privilegiar el diálogo hasta relegando derechos que le competen, pero el diálogo necesita de dos partes”, dijo el funcionario provincial.
“Hay un hecho concreto, la paritaria está en vigencia, y el municipio no se presentó a la negociación entre las partes: el 27 de septiembre y el 11 de octubre se sentaron, y el Ejecutivo municipal no estuvo presente, es un hecho más que elocuente para quienes buscan generar un canal de diálogo”, añadió.
“Esto es una realidad y no es política”, puntualizó, para aclarar seguidamente que la cartera a su cargo no es competente en la legalidad o en la ilegalidad de una medida de fuerza, sino que controla la legitimidad o ilegitimidad de una manifestación. “Los trabajadores cumplieron cada uno de los pasos, y justificaron los extremos para una medida de fuerza, ya que hablamos de un servicio esencial para todos los vecinos de esta ciudad”, señaló finalmente.