Corfo: “Hay intención de manifestaciones fuertes”

CRECE LA TENSION EN EL RIO COLORADO

Marcos Alarcón estuvo en la tensa asamblea del miércoles en Pedro Luro. Dijo que la gente está muy preocupada pero que por ahora esperará a que la cumbre de Coirco arroje algún resultado positivo.
“Todos tenemos la esperanza de que el Consejo de Gobierno del Coirco nos traiga la solución que estamos esperando”, sostuvo ayer el representante alterno de la provincia de Buenos Aires en el comité de cuenca, Marcos Alarcón, uno de los voceros que estuvo en la asamblea de regantes bonaerenses del miércoles en Pedro Luro. La intención, por ahora, es esperar a una solución consensuada. El representante apoyó la formación de un Comité de Cuenca del Desaguadero independiente del Coirco pero que funcione en “estrecha relación” con éste.
Alarcón representa a Buenos Aires en el Coirco y es el gerente técnico de la Corporación de Fomento del Valle Inferior del Río Colorado, conocida como “Corfo”. Ayer dialogó vía telefónica con LA ARENA sobre la situación de conflicto que se ha suscitado entre Buenos Aires, La Pampa y Río Negro ante el riesgo de salinización del río Colorado por la negativa de La Pampa a cerrar el “Tapón de Alonso” que contiene las aguas del río Curacó.
“Yo creo que esto se tiene que resolver por la vía del diálogo porque si no la Corte Suprema va a tomar una resolución en función de las demandas que hicieron Buenos Aires y Río Negro”, señaló el representante en relación a los amparos que presentaron esas jurisdicciones.
“La esperanza es que el Consejo de Gobierno de Coirco -que se reunirá a fin de mes- pueda llegar a una solución por la vía del diálogo, sin caer en la vía judicial”, opinó. En Pedro Luro, los regantes decidieron “esperar unos 15 ó 20 días a que se realice esa reunión”.
La solución que demandó Alarcón es “una solución integral” a los problemas de manejo de la cuenca, y ello conlleva la idea de crear un comité de cuenca, tal como reclama La Pampa. “Hay que hacer obras de regulación para evitar una salinización puntual y a la vez formar el comité de cuenca para manejar el río”.
Son dos acciones, hizo notar, que tienen tiempos distintos. Cerrar el “tapón” es urgente, y formar el comité llevará su tiempo. “La crisis actual es por la salinización, y eso no va a esperar”, planteó.
“Cuando hablo de comité de cuenca me refiero al comité de cuenca del Desaguadero, que aún no está formado”, explicó Alarcón. “Nosotros pensamos que debe ser un comité de cuenca independiente del Coirco pero que trabaje en estrecha relación con el Coirco”. El elemento de contacto entre los dos comités es el río Curaco -pequeño y de escorrentía esporádica, pero con mucho impacto ambiental y político- y el modesto terraplén que frena sus aguas, que es el Tapón de Alonso. “Ese es el elemento físico que los dos tienen en común”, indicó.

Mucha preocupación.
Alarcón insistió en que en la concurrida asamblea de Pedro Luro se vio a los productores “muy preocupados” ante la gran inversión que han realizado en la plantación de miles de hectáreas de cebolla, y en menor medida maíz y girasol. “Están preocupados porque su futuro depende de una decisión judicial o de un consenso que no sabemos cuánto tiempo puede llevar”, reiteró.
“Tampoco sabemos cuándo va a llegar el agua del Curacó a Colorado, y si lo va a hacer, y tanta incertidumbre tiene a la gente alterada. Hasta ahora se pudo trabajar en forma tranquila pero hay intenciones de manifestaciones más contundes. La idea es seguir esperando los tiempos lógicos de los consejos y de la Justicia, pero si no llegan va a haber alguna reacción distinta de la gente”, concluyó.

Compartir