Crearán dos centros de atención

ADICCIONES: FUNCIONARIOS NACIONALES Y PROVINCIALES EN LA LEGISLATURA

Los ministros de Salud, Rubén Ojuez, y Fernanda Alonso, de Desarrollo Social, asistieron ayer junto al titular de la Sedronar, el pampeano Roberto Moro, a la Legislatura para explicar a los diputados el desarrollo de la política de adicciones, que también afecta al Ministerio de Seguridad, aunque el ministro Juan Carlos Tierno no participó del plenario de comisiones. Además, estuvieron el subsecretario de Adicciones y Salud Mental provincial, Daniel Pignatta, y por parte del Consejo Federal para la Prevención y Asistencia de las Adicciones y Control del Narcotráfico (Cofedro), el coordinador Juan Mansilla y el subsecretario Roberto Canay, entre otros. Los diputados Ariel Rauschenberger y Sandra Fonseca (PJ), encabezaron el plenario. “Se ha trabajado mucho para generar consenso y recuperar institucionalidad. Pusimos en marcha el Consejo Federal de Drogas. Construimos un plan nacional consensuado con las provincias y los municipios, porque el intendente es el que recibe el problema en principio. El plan ya está en ejecución”, dijo Moro en la apertura del encuentro. “No podemos saber cuánto se consume porque hay datos viejos, pero según estudios de universidades el consumo aumentó tres veces. En octubre, se va a hacer un estudio en todo el país. Se debería hacer cada dos años. Creemos que cada programa que se lleve adelante debe estar contenido en bases científicas”, agregó.

Ojuez.
El diputado Darío Hernández (Frente Renovador) dijo que “el primer problema que plantean en los pueblos son las adicciones” y se quejó porque hay pacientes que son atendidos lejos de sus familias en otras provincias. El ministro Ojuez respondió que “estamos pensando en abrir dos escuelas (para que todos los pacientes sean atendidos en La Pampa), aunque no es fácil, hay que capacitar al personal. En los pueblos hay que darles herramientas a los intendentes”. Se mostró preocupado por “el consumo de alcohol en Santa Rosa y Pico, sobre todo en las previas que es un gran inconveniente para la juventud porque genera accidentes y discapacitados, sin embargo, el primer control que es la familia no está haciendo lo suficiente como para evitar una previa”. Ante una pregunta del diputado Martín Berhongaray (Frepam), el funcionario dijo que “sobre drogas sintéticas en La Pampa no hay conocimiento de su producción” y destacó que “hacer solo hincapié en las sustancias es una de las partes, que no es menor y hay que combatir. Pero la causa por la que se llega a las adicciones es multicausal”. El director de Adicciones, Alejandro Rinaldi, indicó que “las comunidades terapéuticas atienden pacientes voluntarios. Hay cinco pacientes de Guadalupe de Santa Rosa y ocho de Rumen de General Pico. Esos son los que tenemos en las comunidades abiertas y en las cerradas, en Buenos Aires hay 33 pacientes. Son pacientes con patologías duales y tienen que estar internados. De todas formas, las internaciones son breves, no más de 60 días, después el paciente decide si sigue. Faltan comunidades y personal”. El ministro Ojuez manifestó que el gobierno invierte 16 mil pesos mensuales en pacientes atendidos afuera de la provincia.

Legalización.
Por una pregunta de Alicia Mayoral (PJ), Moro aseguró que “Argentina no piensa legalizar el consumo de drogas en este contexto. La situación del país es compleja. Primero hay que generar las respuestas que la sociedad necesita. La discusión se va a seguir dando y está bien, pero siempre haciendo las diferencias”. Enseguida, Espartaco Marín planteó la cuestión de la despenalización de la tenencia de drogas para el consumo. “No vamos a cerrar ningún debate”, manifestó Moro. El titular de la Sedronar dijo que actualmente se invierte el 70 por ciento de los fondos en asistencia y el 30 en prevención y planteó la necesidad de revertir esto. Pignatta, a su turno, reconoció que la línea telefónica 132 no permite las comunicaciones de celulares. Solo a través de un fijo. Los funcionarios admitieron que trabajan para cambiar la situación y que apenas con esa modalidad se reciben entre 5 u 8 llamadas por mes y se repiten quienes llaman, por lo que afirmaron que el sistema “no está funcionando”. Por último, Hernández preguntó a Moro por la tragedia Time Warp, donde murieron varios jóvenes por intoxicación con drogas. ·”Tenemos que empezar a compartir responsabilidades para cambiar la realidad y generar acciones precisas”, dijo Moro, quien vivió un momento tenso cuando se le preguntó por su currículum.

Entre 14 y 26, los más vulnerables
El subsecretario de Abordaje de las Adicciones y Salud Mental, Daniel Pignatta, afirmó que la franja etaria que “tiene más problemas y es más vulnerable está entre los 14 y 26 años de edad” en referencia a la problemática de las adicciones y remarcó que “los centros de salud mental de la provincia están a disposición de la internación” aunque “la capacidad es para voluntarios”. Con respecto a la denuncia en su contra por maltrato laboral, dijo que cuenta “con el respaldo del ministerio” y que la relación con los empleados fue “siempre respetando los derechos de los trabajadores”.

Compartir