Cuestionamiento pampeano a la despenalización por tenencia de droga

“El Ministerio de Justicia de la Nación debería hacer más hincapié en el tráfico de drogas y volcar más herramientas para el accionar policial”, es el cuestionamiento que el gobierno provincial le hace al impulsor de la despenalización de la tenencia de droga para consumo personal.
En febrero, la Corte Suprema de Justicia resolverá que la tenencia de droga en pequeña cantidad no constituirá un delito y por lo tanto los acusados quedarán al margen de cualquier persecución penal.
Este fallo coincide con la postura del gobierno nacional de legalización de la tenencia de estupefacientes para uso personal y, a su vez, el reemplazo de la sanción penal por la asistencia médica, para lo cual se deberán optimizar los recursos de la justicia para investigar y condenar a los narcotraficantes.
Estadísticamente, la mitad de las causas por drogas se inician contra portadores de pequeñas cantidades.
Quienes plantean reservas sobre lo que decidirá la Corte, consideran que el fallo “blanqueará” el negocio de la droga, lo que se agrava por la falta de políticas de prevención y de asistencia al drogadependiente.
El subsecretario de Abordaje de Adicciones, Roberto Moro, entrevistado por Radio Noticias, dijo estar de acuerdo con que no se criminalice al consumidor, porque se trata de un enfermo, pero que la ley vigente (2373) “es buena” ya que dispone el tratamiento médico del adicto y la suspensión de la instancia penal.
El funcionario citó un encuentro que se hizo en Buenos Aires, organizado por las “Madres del paco” y al que concurrió una asesora del ministro de Justicia, Aníbal Fernández, que trabaja para despenalizar el consumo. “Las madres dijeron que la ley 2373 les había posibilitado llevar a sus hijos a tratamiento, porque en el 90 por ciento de los casos sus hijos no querían ayuda médica y sólo pudieron convencerlos a través de la justicia”.
-¿El temor es que esta despenalización del consumo deje al adicto librado a su suerte porque al no haber una causa penal el estado no intervendrá en la tarea de rehabilitarlo?
-Claro. Habrá que ver cómo sale lo de la Corte y qué tratamiento le darán los legisladores para modificar la norma. Incluso se producirá un vacío legal durante un tiempo, porque al momento que falle la Corte no se podrá penar a nadie.
-Es un tema contradictorio, porque desde el punto de vista individual uno puede opinar que cada cual puede hacer lo que quiere, pero si consume drogas es porque alguien se la provee y lucra con ella.
-Ese es el tema, quién provee la droga. Pongo el ejemplo de Santa Rosa donde hay una ordenanza que prohíbe fumar en confiterías y restaurantes. Si alguien fuma en esos locales el mozo se encargará de decirle que está prohibido y que debe retirarse. Pero si en ese local hay una persona inhalando cocaína, nadie le va a poder decir nada. Por un lado, el Ministerio de Salud de la Nación, a través de Graciela Ocaña, propicia que cada provincia tenga una ley para ahorrarse los millones de pesos que cuestan las enfermedades por el tabaco y por otro lado el Ministerio de Justicia promueve la despenalización del consumo de drogas. Hay que buscar el equilibrio y ser más serios y efectivos en estas cosas.