Dedino volvió a su antigua casa

La semana pasada, Néstor Fabián Dedino se vio obligado a abandonar el barrio El Faro por orden de la Justicia. Había sido denunciado por sus vecinos por los inconvenientes que solía provocar, y finalmente la jueza Mónica Rivero le prohibió el ingreso al barrio a raíz de un episodio durante el cual habría realizado amenazas con un arma de fuego. Ahora, volvió a su antigua morada, en la calle Guatraché al 2.000, que es propiedad de su padre, y deberá esperar a que lo citen en la Ciudad Judicial para defenderse de la acusación de “abuso de armas” y “amenazas”.
Por su parte, el abogado de Dedino explicó a LA ARENA que, si bien ese episodio continúa en etapa de investigación, la “supuesta arma de fuego era un aire comprimido”, y que, por tal motivo, la carátula de la causa deberá cambiar. En caso de que fuera juzgado por el artículo 104 del Código Penal (de abuso de armas), el imputado podría recibir una pena de hasta tres años de prisión.