Denuncian agresión de compañero de trabajo

CAMARA DE DIPUTADOS

Mirta Villegas, una trabajadora de la Cámara de Diputados de la provincia de La Pampa, denunció días atrás, ante la Fiscalía de Investigaciones Administrativas (FIA) y luego ante la Justicia ordinaria, una agresión que sufrió de parte de otro trabajador. La empleada del área de Mayordomía se mostró disconforme con el tratamiento que las autoridades legislativas le dieron a su situación, una reacción que consideró inadecuada tratándose de un caso de violencia de género.
Villegas es empleada de categoría 7. Luego de perder un concurso para obtener una categoría 4 en su área, la empleada se inscribió en otra compulsa, esta vez para una categoría 4, pero en el área de Jardinería. De las dos mujeres que participaron el viernes 11 de agosto último, ella fue la seleccionada.
Al lunes siguiente, 14 de agosto, siempre según la denuncia que radicó ante la FIA y ante la Justicia ordinaria, un trabajador del sector Jardinería fue hasta el lugar donde ella estaba y la agredió verbalmente. De acuerdo a su relato, el hombre le dijo que si no fuera por su condición de mujer, la habría agredido directamente a golpes.
Ese mismo día, en la FIA le recomendaron radicar una denuncia penal, cosa que hizo en la Seccional Cuarta de la Policía. Mientras la causa por violencia de género avanza en el sumario que instruye la FIA y paralelamente en el Poder Judicial, Villegas solicitó a las autoridades de la Cámara de Diputados que reubicaran a su agresor en otro edificio (la Legislatura posee tres en el Centro Cívico) por el temor que todavía le provoca la fuerte intimidación sufrida. Sin embargo, y según su reclamo a este diario, solo logró que el Comisario de Cámara le firmara un permiso para retirarse a las 13.10, es decir, 20 minutos antes de su horario de salida, y 20 minutos antes del ingreso del trabajador del área de Jardinería, quien fue ubicado en el turno tarde. “Todos los días me lo cruzo”, dijo Villegas a LA ARENA.
Para la trabajadora es inexplicable que luego de sufrir una intimidación como la que recibió, junto con la agresión verbal, no se hayan tomado medidas más estrictas con el agresor. “Quieren tapar todo”, sostuvo.