Denuncian golpiza en la Quinta

Carina Alvarez, la mujer que denunció malos tratos a los detenidos en la Seccional Quinta de Toay, se acercó una vez más a este diario, esta vez, para denunciar que su marido había sido sometido a una golpiza como represalia por la nota publicada en este diario en la edición del jueves.
Afirmó que el mismo miércoles que ella visitó esta redacción, dos uniformados de alto rango y otros efectivos ingresaron a la celda de su esposo y lo golpearon, a la vez que le decían que lo iban a dejar mucho más tiempo adentro en represalia por la denuncia pública que había realizado su pareja.
Alvarez aseguró que tomó conocimiento del caso porque el jueves a la mañana su marido tenía turno con el oculista en el hospital Lucio Molas. “A la hora del turno me fui al hospital para verlo, no me pudo hablar mucho porque estaba con el policía que lo acompaña, pero me dijo que lo golpearon mucho en la cabeza”, relató.
Un día antes, la vecina había denunciado que el hombre estaba detenido en malas condiciones de salubridad y que no estaba siendo asistido por los efectivos de la dependencia quienes no le suministraban la medicación para contrarrestar su hipertensión arterial.
“Mi marido padece de hipertensión arterial y tiene que tomar una pastilla tres veces por día pero en la comisaría no se la dan. El miércoles pasado mi marido se descompuso y lo llevaron al hospital”, dijo.
Ayer, la mujer radicó una denuncia ante el Ministerio Público Fiscal, en la que señala que su esposo fue trasladado a General Acha.

Compartir