Dictaron la conciliación obligatoria

LUEGO DE CINCO DIAS, LA SUBSECRETARIA DE TRABAJO SUSPENDIO EL PARO MUNICIPAL

Durante quince días hábiles, los trabajadores no podrán hacer huelga y el gobierno local no podrá tomar medidas de ningún tipo contra el personal. El lunes se reunirán las partes en la sede de la Dirección de Relaciones Laborales de la provincia.
Los trabajadores de la Municipalidad de Santa Rosa y las autoridades locales tendrán un impasse durante las próximas tres semanas. Ayer, la Subsecretaría de Trabajo de la provincia de La Pampa intervino directamente en el conflicto que lleva cinco días y dictó la conciliación obligatoria, la cual se extenderá por quince días hábiles.
“Las partes no están muy lejos en cuanto al deseo de canalizar un diálogo que les permita arribar a una solución (…). Hoy (por ayer) tomamos la decisión desde la Subsecretaría, de dictar la conciliación obligatoria, abrir un impasse de 15 días administrativos para que se pueda negociar en una mesa y se puedan poner todas las cuestiones que hay que analizar”, dijo el subsecretario Marcelo Pedehontaá.
La intervención de Trabajo había sido solicitada expresamente por la dirigencia del SOEM y, a su vez, por el propio intendente Leandro Altolaguirre, quien había manifestado en la reunión que mantuvo el lunes con Pedehontaá que necesitaba tiempo para lograr una solución al conflicto.

Cuatro millones.
Lo que necesita el radical son cuatro millones de pesos para pagar la suma fija de dos mil que reclaman los trabajadores. Ese pago forma parte del acuerdo que en el ámbito provincial sellaron el Gobierno de La Pampa y la Mesa Intersindical en la mesa de paritarias. Desde el inicio de las negociaciones colectivas en la provincia, durante la primera gobernación de Oscar Mario Jorge, las comunas adhieren a esos acuerdos salariales. Incluso se hizo habitual que recibieran apoyo financiero del Centro Cívico para afrontar el pago de salarios.
Sin embargo, este año fue distinto. El gobernador Carlos Verna aseguró que las comunas que adhirieran debían hacerlo echando mano a sus propios recursos, dada la delicada situación que atraviesan las finanzas provinciales. En ese contexto, el intendente santarroseño planteó que quería pagar pero no tenía con qué y los municipales iniciaron un paro por tiempo indeterminado.

Generar propuestas.
“Soy un convencido que de estos conflictos se sale solamente dialogando y generando propuestas de uno y otro lado”, sostuvo el titular de la cartera de Trabajo. “Esto básicamente retrotrae la situación al día 21 de septiembre, cuando se inició este paro por tiempo indeterminado y las autoridades municipales no tienen que tomar medidas de ningún tipo contra los trabajadores adheridos al paro y éstos deben retomar su trabajo e iniciar la contraprestación laboral, lo que permite distender la cuestión y generar una mesa de diálogo”, explicó.
La intención del funcionario era dictar la conciliación ayer mismo, pero por la tarde desde la comuna misma le plantearon que estaban cerca de reunir el dinero para pagar la suma fija, con lo cual pidieron un poco más de tiempo. Los fondos iban a salir, se suponía, del acuerdo con la CPE y Cablevisión por el pago de la deuda que ambas mantienen por el no pago de la tasa por uso de espacio aéreo. Sin embargo, las negociaciones se empantanaron y Trabajo decidió no esperar más.

Diálogo roto.
“Si bien había una medida de fuerza, había canales de diálogo vivos de ambas partes; desde ayer (lunes) se rompieron absolutamente y nosotros tenemos una función primordial de esta dependencia, que es evitar todo conflicto que pueda generar alguna situación de violencia o enfrentamiento entre partes involucradas en un conflicto colectivo de trabajo y porque la ley nos da la potestad de ofrecer a quienes están en un conflicto, una mesa de negociación”, manifestó.
Pedehontaá consideró que los quince días administrativos dan tiempo para pasar a cuartos intermedios, si fuese necesario, aunque admitió que en cualquier momento una de las partes puede dar por agotado el diálogo. “Cada uno será responsable de sus propios actos”, destacó.

Compartir