Diez años de prisión por asalto a la concesionaria

"PENA EJEMPLAR"

En una audiencia celebrada ayer a las 13.30 en el Centro Judicial de Santa Rosa, Santiago David Valdez (25) y Sebastián Alexis Gallardo (22) se hicieron cargo del asalto a la concesionaria “Mundo Automotores” ocurrido el pasado miércoles a la mañana y aceptaron ser condenados por el delito de robo agravado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa.
Las penas no son para nada menores: a Gallardo, quién actualmente está alojado en una dependencia policial de Macachín, le corresponden 10 años de prisión, mientras que el fiscal pidió que Valdez, quién se encuentra detenido en la Alcaidía de Santa Rosa, cumpla con una pena de 5 años de prisión.
“Se tramitó por juicio directo porque los encontraron en flagrancia. Esta es una de las facultades que tenemos los fiscales para no demorar el proceso. La pena que solicité es ejemplar por dos cuestiones: en primer lugar por la modalidad utilizada, que fue muy violenta, y en segundo término por que no era la primera vez que los implicado cometían un acto de esta naturaleza. Es más, uno de ellos estaba gozando de salidas transitorias”, dijo ayer a LA ARENA el fiscal Fernando Fassina.

El hecho.
Valdez y Gallardo están acusados de robar en la concesionaria de Spinetto al 300, el miércoles a las 10.40, a donde llegaron en una moto e ingresaron con los rostros cubiertos con cascos y armados con un revólver y un cuchillo. Encerraron en el baño, atados, al dueño de la agencia, a su hijo y a otro joven y se llevaron una computadora, un anillo de oro y otros elementos.
Pero antes de irse uno de ellos intentó sin éxito darle arranque a una Honda Titán que estaba a metros de la oficina. En ese momento el dueño, Sergio Ghiglione, logró zafarse de sus ataduras, salió del baño y el delincuente le disparó estando sobre la moto que no podía arrancar.
Mientras los asaltantes huían, el agenciero los siguió en su Chevrolet Celta y al cruzar la calle Formosa, Ghiglione logró “tocarlos”, lo que hizo que los fugitivos cayeran al pavimento. El propietario de la concesionaria dijo que durante la persecución le dispararon otras tres veces. Los jóvenes fueron detenidos por la Policía en la calle Chaco.

¿Más años por otros robos?
Las duras condenas aceptadas por Gallardo y Valdez pueden ser aún peores si se comprueba que el martes a la mañana también asaltaron la despensa Yeni-Sol del Plan 5000. En esa oportunidad, dos sujetos con sus mismas características físicas, a bordo de una moto roja y bajo la misma modalidad entraron al local, amenazaron al dueño y a su hija y se robaron la recaudación. “Si esto se comprueba las penas pueden ser mayores. También se investiga su relación con otro hecho similar cometido hace más de un mes”, confirmó una fuente policial.