El agua avanza

Más de 63 milímetros cayeron ayer sobre la ciudad de Santa Rosa en lo que fue un capítulo más de una semana marcada por las intensas precipitaciones. Los problemas ocasionados por el agua fueron los mismos de siempre: calle anegadas, desbordes pluviales, caminos vecinales intransitables y la aparición inesperada de cráteres sobre el pavimento. En la Escuela Agrotécnica debieron suspender el dictado de clases por el pésimo estado del camino, un problema que se repite cada vez que llueve en grandes cantidades.
Los cuencos aliviadores ubicados al norte de la ciudad no dieron abasto y las calle aledañas también se volvieron ríos caudalosos que arrastraban ramas y basura. Al sur de la ciudad, en el Barrio Sur (Plan 5000) todas las calles se volvieron un chiquero.
Pero además, las ráfagas de viento, que alcanzaron los 65 kilómetros por hora (a las 14.52, según datos del Servicio Meteorológico Nacional), hicieron su trabajo y provocaron la caída de árboles y algunas columnas del tendido eléctrico.

Laguna.
Las bombas aliviadoras instaladas días atrás en la laguna Don Tomás trabajaron a toda máquina para bajar el nivel del espejo y salvaguardar las construcciones más cercanas: los más preocupados eran los vecinos del barrio El Faro y los socios del Club Náutico que temían una inundación inminente. Días atrás, maquinarias de la comuna estuvieron trabajando en un terraplen de varios metros de largo para evitar que, en caso de rebalsar la laguna, el líquido llegue a las viviendas. Ayer el temor de los vecinos recrudeció y no fueron pocos los que pensaron que iban a tener que abandonar sus domicilios.

Pronóstico.
Para hoy por la mañana se espera una mínima de 11 grados con un cielo nublado con alta probabilidad de lluvias y tormentas, algunas intensas. Los vientos moderados soplarán del sector sur, con ráfagas. Por la tarde el cielo seguirá encapotado aunque la temperatura subirá, según estimaciones del SMN, hasta los 16 grados. La lluvia no mermará: se esperan más precipitaciones y chaparrones.
Para mañana, el Servicio Meteorológico Nacional pronosticó un aumento de temperatura: la mínima será de 13 grados mientras que la máxima, en horas de la tarde, alcanzará los 25. El cielo se despejará entrada la tarde de mañana para romper, por fin, esta temporada de lluvias.

Inundaciones: cortan tramo de ruta 2
La situación complicada por inundaciones en el norte de La Pampa se extendió ahora al oeste de la ruta nacional 35 y una amplia franja que abarca los ejidos de Parera, Ingeniero Luiggi y Embajador Martini ha sido blanco de fuertes lluvias que, incluyendo pedreas, ha generado muchos problemas, tanto en zonas rurales como en los cascos urbanos. En apenas dos semanas, los registros en la región alcanzaron (y en ocasiones superaron) los 200 milímetros, cuando el promedio anual ronda los 650 milímetros.
En la noche del domingo y madrugada del lunes una fuerte tormenta se abatió en la zona, anegando muchos sectores y provocando un prolongado corte de energía en Luiggi y Embajador por la caída de una columna en un tendido principal de conductores.
El intendente de Embajador Martini, Ariel Bogino, manifestó a LA ARENA que “por ahora no corremos peligro que el pueblo se inunde, el tema es que se viene el agua por el oeste, que si en las próximas horas no llueve en gran cantidad podremos controlar la situación” y aseguró que “la ruta 2, que va del pueblo a Luiggi, se está cortando, el agua ya está pasando por arriba”. Por la tarde se conoció el corte “preventivo” de ese tramo ya que el agua cubría unos 200 metros de la cinta asfáltica.
Bogino reconoció que han recibido llamados desde el gobierno provincial, “por suerte se comunican a cada rato, les interesa saber cómo está la situación del productor, pero claramente la prioridad son los pueblos” y recordó que “están muy complicados con Vértiz y Alta Italia”.
En el predio donde se sitúa la laguna “Chadilauquen”, el agua sobrepasó el camino de ingreso y “rebalsó la entrada porque llega agua en cantidad”. Finalmente, el intendente martinense, quien en los últimos días estuvo comunicándose con jefes municipales de pueblos vecinos, expresó que “estamos todos en la misma situación” e indicó que “la solución va a depender de un mejoramiento del clima”.

Gran tormenta.
La caída de abundante agua en poco tiempo fue, precisamente, la causante de los problemas en Luiggi y Embajador, provocando anegamiento de calles y un trabajo a destajo de bomberos del lugar para rescatar, en su mayoría, a automovilistas atrapados por agua y barro.
En Luiggi ya lluvia ya supera con amplitud los 100 milímetros y durante la madrugada se sumó piedra y fuertes vientos que provocaron la caída de árboles y postes de tendido eléctrico.
Los operarios de la Cooperativa de Electricidad de Luiggi, que sirve además en Embajador y Alta Italia, trabajaron casi toda la noche para restablecer el fluido, cortado por la caída de poste. Sobre las 7 de la mañana reconectaron en esa localidad, mientras que recién alrededor de las 11 volvió el servicio en Embajador Martini.
En esta última localidad los registros también superan los 100 milímetros, con lluvias persistentes y pronósticos de que así seguirá en las próximas 36 horas. Si bien por el momento no se habían reportado mayores problemas, muchos vecinos temen que de darse chaparrones intensos el agua invada sus viviendas como ya ha ocurrido.

Parera.
En comunicación telefónica con este diario el intendente de Parera, Diego Marcantonio, mostró su preocupación por la posibilidad de que el agua invada el casco urbano y dijo que trabajan con la maquinaria disponible sobre canales de desagües y vías de escape para el agua, que naturalmente avanza de oeste a este.
Más de 90 milímetros, hasta el mediodía, se habían registrado y muchos vecinos de varios barrios estaban imposibilitados de entrar y salir con sus vehículos. “Está el agua de cordón a cordón”, graficó uno de ellos.
El jefe comunal afirmó que por el momento la situación estaba bajo control pero que continuaban las lluvias y que el mayor temor estaba dado en una eventual caída de muchos milímetros en poco tiempo.

Una familia evacuada en Intendente Alvear
En forma preventiva, la Municipalidad de Intendente Alvear evacuó a una familia cuya vivienda estaba siendo amenazada por el agua y por el momento es la única situación de este tipo que se registra por las inundaciones.
Al cierre de esta edición continuaban las lluvias que durante todo el día se abatieron en la zona, con un alto milimetraje que contribuyó a agravar el panorama, mientras que la expectativa de las autoridades estaba en lo que pudiera suceder durante la noche y el día de hoy, con pronósticos de más precipitaciones.
Respecto de los evacuados, el intendente Francisco Traverso indicó que se trata de una familia con niños y que su traslado a un albergue comunal se hizo para prevenir lo que pudiera suceder por la noche si se producían lluvias más intensas. Hasta media tarde se registraban más de 60 milímetros desde que comenzó a precipitar en las últimas horas del domingo.
Ayer, Traverso recibió de Asuntos Municipales la noticia del envío de una retroexcavadora de gran porte, que junto a una que alquiló la comuna empezarán a trabajar con la luz del día en los canales de desagües. “Es muy poco lo que se puede hacer ahora, hay que ir paliando la situación y esperar que pase este temporal”, indicó Traverso que agradeció la “rápida respuesta” que dio el gobierno provincial, que también envió técnicos de la Administración del Agua para evaluar la situación hídrica y consensuar trabajos con el municipio.

Compartir