El “empate” que no fue

LA EDITORIAL DE "SITIO ANDINO"

La prensa mendocina, sobre todo del sur de esa provincia, reaccionó de diversos modos tras el fallo de la Corte que favoreció a La Pampa en su demanda contra Mendoza por el río Atuel. Myriam Ruiz, directora de “Sitio Andino”, uno de los portales de noticias del sur mendocino, escribió ayer una editorial cuyo título es una pregunta: “¿Y si el fallo de la Corte por el Atuel fuese una llave?”.
“Más allá que el gobierno de Mendoza salió rápidamente a decir que el fallo es un “empate” con La Pampa, lo cierto es que a lo largo de 64 páginas los jueces desestimaron, una a una, las excusas y oposiciones mendocinas, al tiempo que obligan a nuestra provincia a ceder agua a La Pampa y a la conformación de una comisión de manejo de cuenca en conjunto entre las dos provincias. Un derecho -el de manejo de la cuenca del Atuel- que Mendoza se negaba a ceder”, analizó.
Para Ruiz, el fallo de la Corte lo que hizo fue “reflotar el protocolo de entendimiento firmado por Mendoza y La Pampa en 1989 y que nunca, hasta hoy, había sido aplicado”.
“En ese acuerdo -recordó- se fundaban las bases para la Comisión Interprovincial del Atuel Inferior (CIAI) por las que se iban a realizar obras en conjunto para una mejor distribución del recurso hídrico del río, que permitiese tanto el regadío del oasis sur de Mendoza como el desarrollo del noroeste pampeano, región que perdió el caudal de agua cuando se construyó el embalse del Nihuil”.
Para la editorialista, desde aquella época hasta el presente, “las provincias han peleado por un riego cada vez más escaso”. El otro hito que mencionó en la historia del largo litigio fue el acuerdo que suscribieron los gobernadores Celso Jaque y Oscar Jorge en el año 2008 sobre obras y disponibilidad del agua para ambas provincias. Ese texto fue refrendado por la Legislatura pampeana pero rechazado por los legisladores mendocinos.
Tanto los senadores como los diputados mendocinos no quisieron convalidar el “Inciso K”, el cual obligaba a Mendoza a ceder a La Pampa una escorrentía mínima por el cauce del río de 5 metros cúbicos. Ruíz recordó que el lobby contra el acuerdo lo impulsaron los productores de General Alvear, Real del Padre y Jaime Prats.

Artillería.
“Esa escorrentía mínima es la misma que la CSJN obliga hoy a ceder a La Pampa. Mendoza ha dicho que eso se está cumpliendo; el bajo caudal del río (disminuído a centímetros en el cauce natural, luego de la construcción del Marginal del Atuel) hace que sea difícil creerlo. De todos modos, toda la artillería esgrimida por distintos gobiernos mendocinos en el largo litigio contra La Pampa fue desestimada por los jueces supremos”, afirmó.
El resto del artículo de opinión, alejado del análisis del fallo en sí y más enfocado a cómo Mendoza puede aprovecharlo en su favor, hace hincapié en que la provincia arribeña utilice el ámbito de la CIAI y las obras pedidas por los jueces, para destrabar el avance de la construcción de la represa Portezuelo del Viento, sobre el curso del río Grande, junto con el pretendido trasvase del río Grande al Atuel, algo a lo que La Pampa se opone.