“El espíritu era prohibición total”

TORRES CUESTIONO A CUELLE POR EL USO DE LA PIROTECNIA EN SANTA ROSA

El concejal Roberto Torres (Pueblo Nuevo) cuestionó a su par del Frepam, Marcos Cuelle, por oponerse a la prohibición del uso de pirotecnia en el ejido urbano. Según el edil massista, en la comisión, abiertamente dijo (por Cuelle) que no estaba de acuerdo con prohibir el uso”.
A su vez, indicó que se vio obligado a eliminar el término “uso” porque “como el Frepam es mayoría, sin el voto de ellos no podía salir la norma”.
En ese contexto, el legislador manifestó que “cuando me encuentro ante esta situación (la posición de Cuelle de no prohibir el uso de pirotecnia) en la conversación en la comisión (Administrativa y Reglamentaciones), me entero de su posicionamiento, dice que dada la dificultad para el control de esta prohibición, no quería prohibir el uso, pero dejaba abierta la posibilidad que se prohíba todo lo que tiene que ver con la comercialización”.
En tanto, al ser consultado cómo se entiende el término “manipulación”, contestó: “Cuando uno se pone a buscar, toda norma tiene la oportunidad de poder leerla e interpretarla, por eso los juristas (hay muchos libros) nos van ayudando a la interpretación de las leyes. El espíritu con qué nació la redacción del texto fue para una prohibición total”.
“Celebro que esta declaración ponga sobre la mesa un tema que le importa a una gran mayoría de vecinos y que, de alguna u otra manera, afecta a personas que padecen alguna enfermedad. Hay un interés que se trate el tema”, añadió Torres.

“Un gran paso”.
“Hemos dado un gran paso, era necesario poner el tema a discusión. Después los cambios de ultimo momento pueden dejar puertas entreabiertas. Entiendo que por manipulación se entiende el manejo de la pirotecnia, y al no estar la palabra uso, uno puede darle otra interpretación”, continuó el concejal.
“La realidad es que no voy a quedarme con esto, voy a seguir luchando para que el texto pueda ser bien claro, no sé si lo lograré este año o el que viene. Voy a seguir insistiendo para que no haya lugar a dudas y podamos tener una norma clara que nos permita saber y entender. Más allá de que estemos nosotros o no, van a pasar los años y van a venir otras personas, pero se tiene que leer el texto y no tiene que haber lugar a dudas”, explicó.
– ¿Sería importante que la norma se establezca en toda la provincia?
– Por su puesto. Como toda norma, cuando más amplia sea mejor y más con este tipo de cuestiones dónde puede haber personas que trasladen estos elementos que son peligrosos. Uno podría traerla de afuera o comercializarla de manera ilegal. La realidad es que si tuviésemos un paraguas mas amplio, como una ley provincial, eso ayudaría. Pero no quiere decir que nos tenga que limitar. Santa Rosa es una ciudad grande e importante, el hecho de la posición geográfica que tiene nos da cierta independencia para tomar decisiones puertas adentro y poder actuar de manera autónoma. Estamos trabajando con las autoridades de Toay y Anguil para que se pueda sancionar una ordenanza similar para que se puedan acotar este tipo de actividades.

Compartir