“El fiscal debió ir a la justicia civil”

EL JUEZ SAEZ ZAMORA Y LA OCUPACION DE "CHAKRA RAIZ"

El juez del Tribunal de Audiencias de Santa Rosa, Daniel Sáez Zamora, autor del voto por el que fueron absueltos los integrantes de “Chakra Raíz”, sostuvo que el fallo se basó en que no hubo un delito cometido por ese colectivo al ocupar el terreno del IPAV en Toay.
“A título personal, el error para mí en este caso es la vía que se utilizó para intentar desalojar a los acusados”, dijo el magistrado en declaraciones a Radio Noticias.
“No es delito, eso pongo en la sentencia, sería una acción que tiene que ver con una situación civil más que penal. Esto debió resolverlo un juez civil y la carátula debió ser la de desalojo”.
El juez agregó: “Una situación puede ser un ilícito, pero no necesariamente es delito. Doy este ejemplo: choco el auto contra otro, no hay lesionados, pero puede haber un reclamo en un juicio civil para arreglar el auto, pero no es penal, porque no hay lesionados”.
Sobre la causa contra “Chakra Raíz”, el magistrado dijo que “es un juez civil quien debe decir si (los integrantes del colectivo) tienen derecho a quedarse” en el predio. “El fiscal no probó que había un delito, nos convenció la defensora”.
“El fiscal nos presentó un caso y la defensa otro, a lo mejor en un juicio civil lo del medio ambiente, o el estilo de vida (de los ocupantes) se podría haber desarrollado de otra manera. No fue este el ámbito (el penal) y tenemos que trabajar sobre el caso que nos planteó el fiscal”.
-¿Puede abrirse una instancia en lo civil o ya es cosa juzgada?
-Es mi opinión personal. La vía civil la han tenido desde el principio y no la ejercieron. Por eso digo en la sentencia que el último recurso fue criminalizar el tema.
-¿Cualquiera puede tomar un terreno que no es delito?
-Depende, si uno entra rompiendo el alambrado, está cometiendo un delito. En este caso el fiscal dijo que entraron clandestinamente, de manera oculta, pero no pudo probarlo. Para que la usurpación sea un delito tiene que haber alguna forma de engaño o violencia, o ocultamiento. En la denuncia el IPAV reconoce que se enteraron (de la ocupación) por los medios. La defensa tiene un argumento fuerte de que no hay ocultamiento, porque lo habían anunciado.