El gobierno exige a Senasa que diga “cuál es el riesgo”

BARRERA SANITARIA

Las autoridades pampeanas no ocultaron su malestar por el artículo que el titular del Senasa, Ricardo Maresca, publicó en el diario Río Negro, donde se manifestó a favor de mantener la barrera que impide la venta de carne con hueso de La Pampa al sur del río Colorado.
El subsecretario de Asuntos Agrarios de La Pampa, Alexis Benini, exigió al director nacional del Senasa, Ricardo Maresca, que responda en términos formales la nota que el gobierno pampeano le envío pidiendo el levantamiento de la barrera, a la vez que cuestionó su aparición en un diario de la provincia de Río Negro.
En su salida pública a través del periódico de la provincia que se opone al levantamiento de la barrera, Maresca había asegurado: “Hay riesgo de introducir, en el hueso del asado, el virus de la fiebre aftosa. Está demostrado que cuando el animal muere, en la carne el grado de acidez aumenta y hace inviable al virus, cosa que no sucede con el hueso, en donde sigue activo”.

Barrera comercial.
Meses atrás, el gobierno de La Pampa había argumentado, para solicitar el paso del asado hacia el sur, que “el hueso plano no transmite aftosa”. Por su parte, el gobernador Carlos Verna manifestó que “en los últimos 17 meses se interceptaron 500 kilos de carne para asado, si sacamos la cuenta de que se intercepta sólo el 10% de lo que se trafica, esto demuestra la cantidad de asado que ha ingresado al sur del Colorado y que no ha transmitido aftosa”.
Para las autoridades pampeanas está más que claro que la barrera no es fitosanitaria sino comercial. “Hay intereses de los ganaderos que venden la carne y sobre todo de la cadena intermediaria, ya que en el Valle la carne cuesta el doble de lo que vale en La Pampa”, sostuvo Verna meses atrás.
Ayer, en un parte de prensa, recordaron que con esos argumentos el Estado provincial envió una nota al Senasa pidiendo que se expidiera sobre el tema. “Sin embargo, aún no hubo una respuesta formal del organismo, más allá de las apariciones mediáticas que algunos de sus integrantes realizaron en medios de Río Negro expresando posturas afines a las pretendidas por los productores de esa provincia, dueños de un negocio sin competencia y por eso mismo, altamente lucrativo”, decía el comunicado.

Riesgo insignificante.
Luego citaba las declaraciones de Benini en el mismo tono. “Un organismo como Senasa, administrativo y gubernamental, debe tener la seriedad suficiente como para contestar al pedido formal y legal que hizo La Pampa”, sostuvo el subsecretario. Luego solicitó al organismo que se expida por el análisis de riesgo que tendría el paso de la tabla de asado en hueso plano al sur de la barrera del río Colorado en este momento.
Para Benini lo correcto hubiera sido que Maresca esperara el dictamen y no que hiciera declaraciones en los diarios. Luego citó un informe del propio Senasa sobre la Fiebre Aftosa en el que el organismo asegura que “es posible asumir que el riesgo de ingreso de virus de fiebre aftosa a la zona libre sin vacunación a través de la plancha de asado proveniente de la zona libre de aftosa con vacunación es insignificante, y que al permitir el comercio legal de este producto , se disminuiría sensiblemente el riesgo de ingreso de la enfermedad”.

Pagan el doble.
“Además -dijo Benini- el mismo Senasa hace dos tipos de pruebas posteriormente: para determinar cuál es el tipo de actividad viral -que viene siendo 0 desde hace muchos años por lo cual significa que no existe el virus en nuestro rodeos- y un análisis de inmunidad que supera el 99%, o sea que la inmunidad que tenemos es correcta, adecuada y de origen vacunal. No solamente no hay virus en La Pampa sino tampoco en el resto del país. De hecho la Organización Internacional de Epizootias así lo avala”.
El funcionario salió al cruce de otra afirmación de Maresca: “La apreciación que hace sobre el hueso plano o largo tiene que ver con la existencia o no de médula, pero si no existe la enfermedad no existe la posibilidad de que esto ocurra y tampoco que la vacuna la genere. La inmunidad está muy bien y los análisis hechos por el Senasa también están muy bien. A no ser que Maresca tenga dudas de lo hecho por el propio Senasa”.
“Lo que esperamos es la confirmación formal del Senasa ante los Gobiernos, no que lo escriba en un diario de Río Negro para la foto: que se expida como corresponda y diga qué riesgos hay. Tal vez en Río Negro deban explicar a su población por qué pagan el doble el kilo de carne”, disparó.

La alternativa de la Justicia.
El vicegobernador de La Pampa, Mariano Fernández, se refirió ayer a la situación de la barrera sanitaria, luego de que el director nacional de Sanidad Animal de Senasa, Ricardo Maresca, confirmara el fin de semana al diario Río Negro el bloqueo al asado pampeano.
“Todo refuerza la posición de La Pampa que no es una barrera sanitaria sino política y comercial”, expresó el vicegobernador, Mariano Fernández, sobre la ratificación del Senasa del bloqueo de la carne con hueso pampeana a la Patagonia por “riesgo de introducir aftosa”. Afirmó además que hoy habrá una definición por parte de los funcionarios del Estado pampeano: “Mañana -por hoy- seguramente seremos informados por el fiscal de Estado y cuando haya una resolución, y de afectar a La Pampa, el gobernador tomará la decisión respectiva relacionado a lo que salió en los medios: Verna dijo que, uno de los pasos a seguir, será recurrir a la Justicia”, dijo Fernández.
El vicegobernador recordó también el pedido efectuado en el Parlamento Patagónico. “Se estaban cumpliendo los pasos y los plazos: el gobernador Carlos Verna pidió un pronto despacho del Senasa”, completó el funcionario.

Compartir