“El impacto del aumento va a condicionar la demanda”

ESTACIONEROS PREOCUPADOS POR CAIDA EN VENTAS

La Cámara de Expendedores de Combustibles, Lubricantes y Afines de La Pampa (Cecla) manifestó ayer su preocupación por el impacto del último incremento del 10 por ciento en el precio de los combustibles en el país, que representa “una mala noticia para los expendedores” que necesitan “volumen para cubrir los costos fijos en aumento”.
“El impacto del aumento depende del tipo de combustible, pero estimamos que va a condicionar la demanda porque principalmente el consumo se encuentra atado al poder adquisitivo del salario, que viene bajando desde diciembre”, dijo el gerente de la Cecla, Santiago Ferro Moreno. Y agregó que “la cantidad demandada seguramente va a bajar, y esto es una mala noticia para los expendedores. Necesitamos volumen para cubrir los costos fijos en aumento”.
-¿Cómo repercute en la economía provincial?
-Considerando que la matriz productiva es petróleo dependiente y que el grueso del transporte de corta, mediana y larga distancia se hace por camiones, se puede estimar un impacto directo en los precios. La energía se está encareciendo a niveles históricos, lo que condiciona la producción y el consumo. El objetivo de bajar la inflación no se está cumpliendo, abril será el récord de los últimos años, y con estos datos vamos camino a un estancamiento con inflación, el peor de los escenarios macroeconómicos.
-¿En qué posición quedan las estaciones de La Pampa con esta medida?
-Somos el último eslabón de una cadena productiva de varios actores, y somos tomadores netos de precio. Esto significa que el aumento, pactado entre el gobierno nacional y las principales petroleras, nos viene dado, no podemos hacer nada. Si dependiera de cada empresario, seguramente nos ajustaríamos a las particularidades de la demanda, porque siempre queremos vender más. Como el eslabón más débil de la cadena ejecutamos las estrategias de las petroleras y el Estado, y eso muchas veces nos complica.
-¿Puede haber una caída en las ventas?
-Es muy probable que haya una caída de las ventas, incluso los registros parciales muestran un abril con ventas en descenso, aunque igualmente las caídas se explican más por la pérdida de poder adquisitivo del salario real que por el aumento de precios corrientes.
-¿La suba tiene impacto en el GNC?
-El GNC es una unidad de negocio independiente al precio de los combustibles líquidos, su valor está más liberado al mercado. Hoy tenemos el problema del incremento impresionante de los insumos, principalmente el gas, la energía eléctrica y la mano de obra. Las estaciones con GNC están muy preocupadas por la viabilidad del negocio.
-¿Cuál es la perspectiva de los precios en lo que resta del año?
-La devaluación cercana al 60 por ciento impactó en la mayoría de los precios de los bienes y servicios y el combustible aumentó cerca del 30. Es posible otra suba, pero vuelvo a repetir que no depende de nosotros, es una decisión política. Lo que sí es real es que hay una serie de costos que siguen subiendo a un ritmo vertiginoso, y eso preocupa mucho a los empresarios en general y a las estaciones en particular.