El Juzgado de Faltas ya admite fotos como pruebas

El Departamento Ejecutivo Municipal promulgó ayer la ordenanza 5472/2016 que autoriza a admitir como prueba del incumplimiento de la prohibición de arrojar basura en la vía pública, a las fotografías aportadas por los vecinos en el Juzgado Municipal de Faltas.
El material fotográfico que hayan tomado los vecinos al encontrarse con un infractor, será entregado en el Juzgado Municipal de Faltas, que le dará el curso correspondiente a la denuncia. El traslado de la denuncia al presunto infractor, no llevará los datos del vecino denunciante, que permanecerán reservados en el Juzgado.

Declaración jurada.
La ordenanza 5472 fue sancionada en forma unánime el jueves 21 de abril por el Concejo Deliberante santarroseño. El abanico de sanciones que contempla va desde multas económicas hasta el secuestro del vehículo que se haya utilizado para arrojar la basura. El monto de las multas oscilará entre 300 y 1.300 pesos.
En aquella sesión, el concejal Jorge Rodríguez (PJ) explicó que el material fotográfico será presentado en el Juzgado de Faltas santarroseño y que esa presentación y la planilla que deberá llenar el vecino tendrá el carácter de declaración jurada, hecho que le brinda el sustento legal a la prueba fotográfica.
Rodríguez recordó que en el caso de que la acusación fuera fraudulenta, existe la figura penal de la “falsa denuncia” -artículo 245 del Código Penal-, que prevé penas de dos meses a un año, y multas, “a quien denunciare falsamente un delito ante la autoridad”.

Muchos minibasurales.
El espíritu de la iniciativa es aportar herramientas para luchar contra un flagelo que vive la ciudad que es el de los “minibasurales” -aunque muchos de ellos de ‘mini’ ya no tienen nada- que proliferan en las áreas periurbanas.
Son enormes acumulaciones de basura generadas por vecinos desaprensivos -incluso comercios en muchas oportunidades- , que crecen sin control y sin posibilidad operativa de erradicarlos o de sancionar a quienes los causan.
La Municipalidad dispone de una línea abierta para estas denuncias pero su efectividad es limitada ya que a la falta de personal para realizar esta tarea se suma la dificultad para encontrar al infractor en el momento exacto en que está tirando la basura.