El piso cede y paredes de casas se agrietan en el barrio Reconversión

Vecinos del barrio Reconversión reclaman que les den soluciones urgentes porque el piso de sus casas está cediendo, y en las paredes aparecen grietas que cada vez se hacen más grandes.
Son por lo menos cuatro las viviendas que padecen este problema y fueron entregadas por el Instituto Provincial Autárquico de Vivienda hace cuatro años. Los adjudicatarios han enviado cartas documento al IPAV, pero no han recibido respuestas concretas y mucho menos soluciones a estos inconvenientes.
Marcelo Martínez, uno de los damnificados, contó a LA ARENA que “hace cuatro años me entregaron la casa, pero en este tiempo el piso cedió y se están haciendo grietas muy grandes en las esquinas que conectan las paredes”. Las viviendas se ubican sobre calle Toscano, entre Gaich y Saez, frente al tanque de agua.
Poco tiempo después de haber recibido su casa, los propietarios reclamaron ante el IPAV: “En estos cuatro años las rajaduras se fueron ampliando. Nosotros enviamos notas individuales, con los números de casa correspondientes (1013 al 1016), y vinieron a ver pero no arreglaron nada”, aseguró Martínez.
El hombre, que vive junto a su mujer y sus dos hijos, expresó que “nos habían dicho que iban a venir a tratar de solucionar este problema, pero no aparecieron más”.

“Una tomada de pelo”.
Para Martínez, la solución que les habían propuesto fue como “una tomada de pelo”, porque “fui al IPAV, luego vinieron ellos, y yo que trabajé de albañil con mi papá sé lo básico, pero me decían que la única solución era colocar enduido, y pintarlo. Pero eso es como un maquillaje, me pintan la rajadura y después va a estar igual o peor”, razonó.
El hombre se asesoró con varios albañiles y la respuesta unánime fue que “cede el piso”. Otro agravante para Martínez y sus vecinos es que la calle Toscano es muy transitada por vehículos de gran porte y pesados. “Las máquinas pesadas que hacen el asfalto pasan por acá. También pasan camiones con cemento y piedra para la construcción del barrio nuevo, los colectivos circulan también por acá y es algo que complica más todavía”, concluyó Martínez.