“El Puelchito” tuvo un exitoso regreso

Ochenta niños santarroseños disfrutaron ayer de un paseo en “El Puelchito” el vehículo que recuerda al que recorría las calles de la capital provincial en los años 60 y 70 y que era conducido por el célebre Tito Fuertes.
Durante su paso por el municipio santarroseño, Oscar Mario Jorge recreó aquella iniciativa de Fuertes y mandó a construir un vehículo parecido, que tuvo una idea más o menos parecida: realizar paseos por la ciudad. Con el tiempo el automotor utilizado sufrió deterioros y el servicio se interrumpió.
“El Puelchito estaba abandonado en una dependencia de la municipalidad. Le habían robado la batería y el motor. Fue vandalizado y no tenía las necesidades mínimas de seguridad. Por ese motivo se lo puso en condiciones y hoy está circulando. Es una alegría enorme que los chicos de nuestra ciudad puedan disfrutarlo”, dijo ayer a este diario la directora municipal de Cultura, Cecynés Peralta.
En vacaciones de invierno “El Puelchito” funcionará todos los días de la semana entre las 14 a 18. “Serán cuatro recorridos diarios, de aproximadamente 40 minutos cada uno, que incluirán los puntos tradicionales del Centro Cívico y el Parque Don Tomás”, dijo Peralta. El primer viaje del trencito urbano sale desde la puerta de ingreso a la municipalidad a las 14 y el último es a las 17. Se accede por orden de llegada de forma libre y gratuita para niños, niñas, adolescente y padres.

Original.
Tito Fuertes tuvo la bienhadada idea de, sobre la base de un viejo camión, construir en la parte trasera del chasis una suerte de ómnibus sin techo -parecido a los que realizan tours por Buenos Aires-, para por las noches veraniegas realizar paseos por barrios de la ciudad, con salida y regreso a la plaza San Martín. Era “El Puelchito” de Tito Fuertes, que mediante una módica suma le daba un divertimento a los pobladores santarroseños de aquellos tiempos.

Compartir