El gobierno se plantó en 2.000 pesos

El gobierno provincial y la Mesa Intersindical retomaron ayer la discusión paritaria que habían cerrado meses atrás. Los representantes gubernamentales le dijeron que no al pedido de 4.000 pesos de suma fija y, en su defecto, ofrecieron 2.000 pesos. Hoy seguirán discutiendo.
La reunión paritaria de ayer por la tarde se extendió por casi 4 horas ya que empezó pasadas las 18 y terminó sobre las 22. Fue un encuentro con muchos participantes y, a pesar de la firmeza en la posición de las partes, de trámite cordial. Por el gobierno, concurrieron el ministro coordinador, Ariel Rauschenberger, el de Gobierno, Justicia y Seguridad, Leonardo Villalva, el de Bienestar Social, Raúl Ortiz, y el ministro de Hacienda, Sergio Violo.
Por los trabajadores, hubo representantes de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), el sindicato Judicial (Sitraj), el sindicato de trabajadores de la Salud (Sitrasap), los viales provinciales (Sitravip), los dos sindicatos de Luz y Fuerza (La Pampa y Mercedes), los empleados de la Legislatura (APEL), municipales (SOEM) y delegados del "recálculo" y de los ex Planes de Empleo.

Petitorio.
La reunión comenzó con la presentación por parte de los gremios del petitorio de 12 puntos que la Mesa Intersindical elaboró en su último plenario. El petitorio contempla aspectos como la recomposición salarial, suma fija, reapertura de las paritarias sectoriales, plus patagónico, recálculo de haberes y restitución de convenios colectivos de trabajo caídos.
La discusión rápidamente se focalizó en el pedido de una suma fija como gratificación de fin de año, suma que los gremios valuaron en 4.000 pesos por empleado. Justificaron ese pedido en que el 26 por ciento de incremento acordado a principios de año quedó sobrepasado por el 30 por ciento de inflación que estiman las principales consultoras económicas, y en los recientes aumentos en la carne y las naftas.
La primera contra oferta del gobierno fue de 1.890 pesos. Los sindicatos rechazaron el pedido y fueron a un cuarto intermedio. Al retomar el debate, los funcionarios subieron su propuesta a 2.000 pesos y los gremios plantearon 3.500 pesos, pagaderos en dos cuotas, una en diciembre y otra en enero.
Para justificar esos 3.500 pesos, los sindicatos entregaron un listado con 52 productos básicos elaborado tras una recorrida por los supermercados santarroseños. La solicitud incluyó un aporte de 800 pesos para los trabajadores monotributistas que tiene el Estado pampeano.
Ante la falta de acuerdo en la cuestión salarial, funcionarios y sindicatos acordaron volver a reunirse hoy por la tarde, también a partir de las 18 y en la sala Mechi Mario. En lo que si avanzó la discusión fue en reabrir las mesas sectoriales, que este año funcionaron en forma esporádica.
En declaraciones que realizó tras el encuentro, el ministro Rauschenberger destacó el mandato del gobernador Oscar Jorge de hacer el esfuerzo para otorgar una bonificación, y señaló que los 2.000 pesos ofrecidos representarán una erogación extra de 80 millones de pesos que alcanzará a unas 40.000 personas.

Asamblea en el Molas
Profesionales del hospital Lucio Molas realizaron ayer una asamblea para debatir los problemas que se vienen sucediendo por la actitud de los responsables del nosocomio de "desarmar los equipos de trabajo y atentar contra el hospital público". Con el dato reciente de la renuncia de quien desde hacía un mes ocupaba la Jefatura de Clínica Médica, sobrepasada por la carencia de recursos humanos, los médicos decidieron hacer un relevamiento de cada servicio para hacerlo público y ratificar la denuncia de la fuga de profesionales por el clima de agobio en el que deben desempeñarse.
La anterior jefa de Clínica Médica, histórica en esas funciones, también desistió de continuar trabajando en el Molas. A ella se sumó la renuncia de un nefrólogo-clínico que dejó en situación de vulneración al servicio de diálisis.
Los asambleístas hicieron hincapié en la importancia de darle continuidad a la formación de los profesionales por el esfuerzo que conlleva conformar equipos de trabajo en el sistema público de salud y evitar su desarticulación por la actitud de los responsables del nosocomio.
En los próximos días, profesionales y el Sitrasap, retomarán una campaña de difusión sobre las vicisitudes por las que atraviesa la salud pública.