En el 2016, Salud derivó 460 cirugías al sector privado

EL SISTEMA DE SALUD PAMPEANO NECESITA EL DOBLE DE ANESTESISTAS

El director del hospital Lucio Molas de Santa Rosa, Armando Hornos, afirmó ayer que durante el año pasado se derivaron unas 460 cirugías a sanatorios privados de la ciudad, ya que las operaciones tenían retrasos de entre dos y tres años en promedio, y planteó la necesidad de sumar anestesistas porque la cantidad actual no alcanza.
“No hay conflicto con la asociación de anestesistas, todo lo contrario. El año pasado, se firmó un contrato de colaboración y asistencia desde el gobierno (con la entidad que nuclea a los profesionales en La Pampa) y nos están cubriendo todas las guardias y algunas operaciones programadas que nosotros no podemos cumplir”, explicó.
“En 1995 nos quedamos con dos anestesistas y era imposible cubrir todas las necesidades. Desde junio del año pasado no solo cubren todas las guardias y algunas cirugías programadas, sino que también viajan con nosotros al interior como puede ser General Acha. La relación es estupenda”, siguió.
Hornos contó que “en julio de 2015, había seis anestesistas y por diversos problemas con las autoridades del momento, renunciaron cuatro, cuando había un atraso de seis meses de cirugías programadas y hasta ahora no se pudo sumar a ninguno, hasta hace un mes que vino una anestesista pediátrica del Garrahan a la Asociación de Anestesiología”.
Por otro lado, el médico explicó que la especialidad de anestesista es la más crítica del país y destacó la relación con la Asociación de Anestesiología, porque “entienden que el problema es de todos los pampeanos y ellos tiene que ayudar a la parte privada y pública”.
-¿Cuánto tarda regularmente en hacerse una operación en la ciudad?
-El año pasado, derivamos al ámbito privado 460 cirugías que estaban atrasadas entre dos y tres años en promedio. Algunas tenían un mes y otras dos años. Muchas veces, la cirugía programada se hace una urgencia. Los anestesistas de la Asociación también nos cubren algunos turnos. Se está tratando de traer anestesistas de otras partes del país.
-¿Hoy el plazo máximo cuánto es para programar?
-Estamos en la misma cantidad. Buscamos todas las cirugías que estaban atrasadas a más de un año, se las llamó, se las catalogó por la urgencia que tenían y se derivó al ámbito privado. A nosotros mientras tanto, los anestesistas privados nos pueden cubrir algunos turnos de cirugías porque también tienen que cubrir a las clínicas y sanatorios.

Insuficiente.
El director Hornos explicó que actualmente en la provincia hay unos 22 anestesistas, una cifra que “es insuficiente, porque tendríamos que tener el doble. La idea es que vengan más profesionales”. Y aclaró que bajó la orden para que “si el paciente debe ser operado, se lo deriva al sector privado si es que no hay turnos” en el Molas.
Siguiendo en ese sentido, advirtió en Radio Noticias que los pacientes “no pueden esperar”, aunque admitió que “también hay un límite en el ámbito privado, porque estamos en una epidemia de neumonía de chicos y adultos, casi duplicamos nosotros la cantidad de internaciones por este tema. Es terrible y lo mismo pasa en los sanatorios”.
Por otro lado, el funcionario recordó que el Consejo Regional de Salud Patagónico señaló en la última reunión que realizó en Santa Rosa la situación de los anestesistas y las provincias de la zona sur pidieron al Ministerio de Salud de la Nación que “aumente los cupos de anestesiólogos a través de un trabajo con la Asociación de Anestesiología”.
Por último, Hornos manifestó que se arreglará un quirófano del Molas que tiene problemas en el techo. “En tres meses podríamos tener cuatro quirófanos”, cerró.

“Eventos desafortunados”
El director del Molas, Armando Hornos, también se refirió a la cirugía que debía realizarse a un niño y fue suspendida el pasado viernes, “por un problema de convenios para pagos, que se está terminando desde el punto de vista legal; tenemos un límite de cirugías que podemos pagar, no podemos cubrir todas, por una situación especial, que se fue un anestesista de vacaciones, no pudimos hacer esta cirugía”.
“Fue una suma de eventos desafortunados, se me ocupó la cama que estaba destinada para este chiquito en la Terapia, el Molas es el único hospital de la provincia que tiene Terapia Intensiva, y había posibilidades de que este nene entre a Terapia Intensiva pero era una cirugía programada”, agregó el funcionario.