En el colegio EPET de Telén harán “ladrillos ecológicos”

REUTILIZACION DEL PLASTICO DESECHADO

La empresa Ecos, especializada en energías renovables, firmó un convenio con la escuela EPET de Telén para construir ladrillos ecológicos. El nexo entre Ecos y la EPET fue el ingeniero agrónomo Luis García, profesor de ese establecimiento educativo e integrante de la organización no gubernamental Con-Ciencia.
Tanto Ecos como la ONG Con-Ciencia apuestan a mejorar la calidad de vida de las personas mediante la incorporación de tecnologías que den solución a los problemas con las energías tradicionales, y a optimizar el reciclado de desechos. El compromiso social de ambas apuntan a invertir en nuevas tecnologías que den solución a los problemas de contaminación del medio ambiente.
El lunes 5 de junio, que se conmemoró el Día Mundial del Medio Ambiente, Ecos y el Isess visitaron el colegio oesteño, oportunidad en la que conversaron con quienes serán los protagonistas y realizarán el primer aporte para comenzar la construcción de los prototipos, para reutilización del plástico desechado y convertir estos en ladrillos PETS. Matías Hernández, responsable de Ecos, dijo “nos comprometimos a realizar una capacitación para docentes y trabajadores de la zona en relación a la instalación y mantenimiento de equipos de energía renovables”.
Los módulos de capacitación estarán a cargo del Isess. Su representante legal, Miguel Di Pego, participó del encuentro con los directivos y docentes de la Epet de Telén y la empresa Ecos. En esta reunión coordinaron que la formación de los alumnos será sustentada por el Instituto Superior de Estudios Sicopedagógicos y Sociales, con sedes en Santa Rosa y General Pico, institución comprometida con el cuidado del medio ambiente y el aprovechamiento de los elementos.
Desde el Isess se propiciará los recursos necesarios para capacitar a los alumnos en la utilización de prototipos que permitirán realizar reciclados de productos.
“Estamos convencidos de que la educación y el desarrollo tecnológico son claves en el camino a la construcción de comunidades que generen energías sustentables que mejoren la calidad de vida de sus habitantes”, dijo el ingeniero Luis García.

Proyectos y valores.
García manifestó que tanto él como el director de la Epet, Andrés Trapagli, estaban interesados en que los estudiantes se formen no sólo técnicamente sino que complementen esta formación con el desarrollo de valores humanos y que sus proyectos y diseños den respuesta a problemáticas cotidianas de la región. Atento a esto y que una de las problemáticas de los centros urbanos es la localización y deposición final de residuos, especialmente aquellos que no son biodegradables como el plástico, surgió la propuesta de trabajar sobre el tema.
La empresa Ecos obtuvo mediante una ONG europea que le cediera los planos de 4 prototipos de maquinarias que permiten aprovechar y reutilizar el plástico desechado en las ciudades. “Les propusimos financiar la construcción de los mismos para la utilización en la localidad y para donar a otra institución educativa”, explicó.
Los prototipos financiados permitirán el tratamiento de plásticos para la producción de ladrillos PETS, materiales plásticos por molde y cinta plástica que sirve de insumo para las impresoras 3D.