“Es hora que Jorge rinda cuentas”

La legisladora del Frepam pidió una vez más que el gobierno le rescinda el contrato a la empresa Inarco. Advierte que si eso se cumple, ahí sí estarían dispuestos a trabajar junto al Poder Ejecutivo.
La diputada provincial Claudia Giorgis ratificó la oposición del Frepam a integrar una comisión interpoderes para tratar de avanzar en la terminación del Megaestadio y aseguró que el gobernador Oscar Jorge “debe rendir cuentas” por los innumerables problemas que ha presentado la obra que se levanta frente a la laguna Don Tomás.
Giorgis respaldó así la posición de su compañero en la Legislatura, el radical Hugo Pérez, quien había dicho el viernes que de ninguna manera el Frepam integrará una comisión entre los poderes Ejecutivo y Legislativo, tal como propuso el mandatario.
“Nosotros siempre estamos de acuerdo con los diálogos pero no para licuar responsabilidades, no para actuar fuera de la ley. Es hora de que el gobernador rinda cuentas, aplique la ley y se pueda avanzar en consultar otras empresas con experiencia demostrada en estas obras”, aseguró Giorgi en un comunicado de prensa.
La legisladora del Fregen insistió con la postura de rescindir el contrato a la firma Inarco, que tiene a su cargo el estadio que debió inaugurarse en 2007. “A esta altura ya debería haberse rescindido el contrato a esta empresa y realizar un nuevo concurso para la finalización del Megaestadio sobre la idea de resoluciones más sencillas, más seguras y menos costosas”, señaló.
Giorgis realizó un extenso recorrido, a la manera de una línea del tiempo, respecto a las fechas, anuncios, plazos, costos, errores y demás detalles alrededor del trabajo. El punto de partida es septiembre de 2005, cuando la obra fue anunciada públicamente con 6 mil metros cuadrados y 11 millones de pesos.
Giorgis aclara que si Jorge llega a rescindir el contrato a Inarco, ahí sí estarían dispuestos a aportar otras alternativas “sobre la base de buscar cosas realizables y sustentables”.

Otro estadio.
La diputada también recordó su recorrida por una obra muy parecida en Villa María, Córdoba. “Un dato alentador: parece que el gobernador empezó a escuchar algo de nuestras propuestas: admitió en La Arena el jueves que ‘hay antecedentes por lo menos en un lugar donde el techo se hizo con posterioridad y se hizo por fuera de la estructura, sin tocar la estructura’, justamente ese es el caso del estadio de Villa María que venimos proponiendo nosotros como alternativa”, expresó.
En otro tramo del escrito, Giorgis remarca que mientras tanto el Megaestadio sigue demandando recursos de todos los pampeanos.
“Acá no solamente tenemos que hablar de los costos que se pagaron. Pensemos en un espectáculo cada tres meses durante estos cinco años transcurridos que se podrían haber realizado. ¿Qué hubiera pasado si la situación hubiera sido al revés?, o sea si la empresa hubiera sido la dueña y nosotros los deudores: nos hubieran cobrado esa pérdida. Por supuesto que sí y además queremos que se vaya porque no fue un error sino que fueron una serie de decisiones irracionales, de tomar una obra para la cual no estaban capacitados, de tomar un trabajo para el que no estaban capacitados”, se lamentó.