Escándalo en el Senasa con un funcionario pampeano

José Romero era vicepresidente del Senasa y fue desplazado por el ministro de Agricultura, Carlos Casamiquela. Al enterarse de la noticia, protagonizó un escándalo con insultos y golpes.
La asunción del nuevo ministro de Agricultura de la Nación, Carlos Casamiquela, produjo ciertos cambios en esa cartera. Uno de ellos incluyó al decano de Veterinarias de General Pico, José María Romero, que fue desplazado de su cargo de vicepresidente del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa). Después de enterarse de su salida del organismo, el profesional generó un escándalo que incluyó golpes e insultos contra Marcelo Miguez, ex presidente de esa institución que también fue echado.
Romero llegó a ocupar ese puesto el 20 de diciembre del año 2011 de la mano del ahora ex ministro del área nacional, Norberto Yauhar. Es decano de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional de La Pampa (UNLPam), y pidió licencia en su cargo al frente de la unidad académica porque la doble función era incompatible, debido a que ambas responsabilidades demandan exclusividad. Llegó a la provincia como auxiliar docente.
De acuerdo a la información publicada por medios nacionales, Romero y Miguez mantenían desde hace largo tiempo un enfrentamiento, que se plasmó en la tarde del pasado viernes en una pelea que arrancó con insultos y empujones, después de que ambos se enteraron que no seguirían en sus cargos, a partir de una decisión tomada por el flamante ministro Casamiquela.
El episodio comenzó cuando Miguez, actual decano de la Facultad de Veterinarias de la Universidad de Buenos Aires (UBA), regresaba al edificio del Senasa ubicado en la calle Belgrano de Capital Federal y se cruzó con Romero. Allí, ambos debieron ser separados por los transeúntes, ya que comenzaron a insultarse de un momento para otro, incluyendo trompadas y hasta cabezazos.
Ante esta situación, desde el gobierno nacional intentaron bajarle el tono al enfrentamiento callejero que tuvieron Romero y Miguez. Es más, solamente se limitaron a comentar que se trató de una “discusión en voz alta delante de mucha gente”. Ambos en su momento fueron designados a través de dos decretos firmados por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Polémico pedido.
Luego de asumir en el Senasa, Romero quiso sortear una situación de incompatibilidad con una fórmula anti-estatutaria: pretendió seguir al frente de la Facultad de Ciencias Veterinarias y a su vez ocupar el cargo en el organismo nacional, pero no pudo hacerlo porque las dos funciones exigían dedicación full time, motivo por el cual el Consejo Superior de la UNLPam le rechazó la solicitud formulada por el decano.
A fines de diciembre del año 2011, la decisión generó un ríspido debate en el seno del máximo órgano de gobierno de la Universidad pampeana. Las agrupaciones Universidad Amplia (UA), EPEC, Universidad Pública (UP), Franja Morada y Miles se manifestaron en contra de la solicitud planteada por el ahora ex vice del Senasa, mientras que en sentido contrario, la organización que él integra, Universidad Federal (UF), respaldó el pedido, aunque quedó en minoría.