Escape de gas en Catriel dejó un muerto

UNA PERDIDA DE ACIDO SULFHIDRICO EN UNA OBRA DE LA RED CLOACAL

Un escape de ácido sulfhídrico ocurrió el sábado pasado en la localidad rionegrina de Catriel, que limita con la provincia de La Pampa, provocando una víctima fatal y la internación de cinco personas, tres de ellos en grave estado, informó el domingo el diario Río Negro.
Por otra parte, familiares del joven de 22 años fallecido afirmaron ayer que los obreros “no contaban con ningún tipo de seguridad para trabajar”. El hecho se produjo en la tarde del sábado cuando los hombres trabajaban en una cañería subterránea de la red cloacal de Catriel, ciudad cercana a la localidad pampeana de 25 de Mayo.
Según confirmó la policía local, el accidente se produjo “cuando operarios colocaron un tapón para realizar trabajos en el interior de la excavación de aproximadamente cinco metros por dos metros y medio, que no habría soportado la presión del líquido cloacal y del gas, lo que provocó que el pozo comience a llenarse”.
La víctima fatal, identificada como Mauro Malmoria y oriundo de Bahía Blanca, al parecer inhaló gas sulfhídrico que se había acumulado en la cámara, se desmayó y aunque intentaron reanimarlo con técnicas de RCP llegó sin vida al hospital.

Heridos.
El gas alcanzó también al capataz Claudio Barreto de Rimsol, quien fue derivado a la terapia intensiva de la clínica local Juan Perón. Los otros operarios que resultaron con intoxicación severa son Hugo Bartivas, perteneciente a la estatal Aguas Rionegrinas, y Braian Huincahel, Néstor Sánchez y Jorge Carrasco, todos empleados de Rimsol, quienes fueron trasladados al hospital de Cipolletti.
Consultada por la prensa local, la directora del hospital local Gladys Baldasi explicó que “el ácido sulfhídrico provoca intoxicación y edema cerebral, se comporta como un veneno”.
“Las primeras atenciones son oxígeno y baño, ya que daña la piel. A las víctimas se les colocó además el antídoto necesario hasta llegar a Cipolletti, donde se los atendió con la medicación correspondiente”, agregó.
La fiscal adjunto Analía Díaz confirmó que la causa está caratulada como “Homicidio culposo y lesiones graves”.

Autorización.
Los trabajos obedecen a la obra municipal de “recambio de cañería de cloacas en el radio céntrico, a cargo de la empresa Rimsol SRL”, pero no habrían sido comunicados al Departamento de Aguas para que sean autorizados.
En ese sentido, familiares de las víctimas y algunos operarios de Aguas Rionegrinas afirmaron que “los obreros no contaban con ningún tipo de seguridad (ropa, calzado ni máscaras) para trabajar en el lugar”.

Compartir