Finalmente la Justicia mandó al menor al Ipesa

El joven fue alojado en el Ipesa tras un tratamiento cuestionado debido a ciertos privilegios que obtuvo tras atacar a hachazos a su ex novia y a su actual pareja. Está acusado de doble intento de homicidio. Disconformismo gubernamental.
El Juzgado de la Familia y el Menor resolvió ayer al mediodía internar en el Ipesa al joven de 17 años imputado por atacar a hachazos a su exnovia y a su actual pareja, el 20 de abril de este año en Macachín. El adolescente es hijo del viceintendente de la localidad mencionada Gustavo Calvente y estuvo envuelto en una disputa de poderes vinculada con un cierto trato privilegiado que recibió tras cometer este gravísimo hecho. “La jueza de menores, Gabriela Manera, nos notificó hoy (por ayer) de una resolución que sinceramente nos deja preocupado”, expresó el director de Niñez y Adolescencia del Gobierno de La Pampa, José Ignacio De la Iglesia. El funcionario argumentó que el joven cumplirá mañana 18 años y que estará institucionalizado en un lugar que es exclusivo para menores y adolescentes. “Hace 40 días estábamos en una situación donde le pedíamos al Juzgado de la Familia y el Menor que se institucionalice al joven y nos respondían que no era posible por lo que ahora estamos ante una situación muy distinta”, amplió.
La actual pareja de la ex novia del agresor recibió, como consecuencia del ataque, un corte en la nuca a pocos centímetros de la columna. El hijo del viceintendente de Macachín, tras propinar los hachazos, debió enfrentar una causa por ” doble intento de homicidio”. La causa está a cargo del juez Daniel Sáez Zamora.

Privilegios.
El atacante fue arrestado pero a los pocos días quedó en libertad. La Justicia determinó que fuera alojado en la casa de una tía. Posteriormente quedó internado en el área de Salud Mental del hospital Lucio Molas. Manera, por su parte, decidió que la Dirección de Niñez y Adolescencia se haga cargo y la asesora Graciela Massara hasta intentó sacar por sus propios medios al muchacho del centro asistencial santarroseño.
De La Iglesia (asesorado por la Fiscalía de Estado) apeló la determinación judicial de que el menor sea alojado en el Ipesa. La cartera gubernamental ponderó por esta alternativa creyendo que era el mejor sitio para el alojamiento del chico.
-Qué va a pasar cuando el joven cumpla 18 años?
-La verdad no entendemos por qué tomaron esta decisión a menos de dos días de cumplir los 18 años. Sin dudas que no es la determinación más acorde ya que ese lugar es para tratar a los menores de edad. Legalmente no fue creado para alojar a mayores por lo que a partir del lunes nos vamos a poner a trabajar para resolver esta situación.
-¿Por qué tomaron tanto tiempo en alojarlo en el Ipesa?
-Es la misma pregunta que me hago yo. Hace 40 días que propusimos esta alternativa, no nos escucharon, pasaron los días, y perdieron tiempo.
Tras el hecho, una serie de situaciones dejaron entrever cierto privilegio en el tratamiento del hijo de Calvente. Por ejemplo, el Día del Trabajador fue autorizado a volver a Macachín a visitar a su familia aunque allí residen sus víctimas. Fue visto por varios vecinos. Pero eso no fue todo, en la capital pampeana concurría a un reconocido gimnasio céntrico dos veces por día (en turno mañana y tarde) y fue observado de compras por diversos sectores de esta ciudad sobre todo en el centro de Santa Rosa.