“Freno para las políticas neoliberales”

El precandidato a diputado nacional por el PJ, Ariel Rauschenberger, pidió que los pampeanos acompañen con su voto en las elecciones legislativas de octubre para devolverle entre todos a la Argentina “los tres pilares básicos del justicialismo: soberanía política, independencia económica y justicia social”.
En la Unidad Básica de Quemú Quemú, el actual diputado provincial participó de una reunión partidaria acompañado por la gerenta de Adjudicaciones del IPAV, Melina Delú. Ambos fueron recibidos por el presidente de la UB, Rodolfo Calvo, y el intendente Alfredo Fernández, con quienes dialogaron sobre proyectos productivos y las necesidades de viviendas que hay en la localidad.
“El proceso de definición de las candidaturas lo concebimos con unidad desde la concepción”, resaltó Rauschenberger ante un salón colmado por jóvenes, mayores de edad y niños. “Tenemos que ir a ver al compañero y estar todos juntos. No por nosotros, sino por la gente, porque este proceso del gobierno nacional está destinado al deterioro de la calidad de vida, nos está llevando a un precipicio”.

“Menos derechos”.
“Recorremos la provincia y la gente quiere llegar a fin de mes y vemos que los medicamentos aumentan y el PAMI da menos medicamentos, que para la comida de nuestros jubilados se maneja el mismo presupuesto que 2015… eso significa cada vez menos derechos”, evaluó, y fustigó a un gobierno nacional “de gerentes y un asesor ecuatoriano que le dice al presidente qué tiene que hacer. Nosotros somos un movimiento, y por el mandato que nos dieron Perón y Evita no vamos a quedarnos callados: vamos a ir al Congreso a levantar nuestras voces”.
Se refirió también al hecho de que con sus políticas, el gobierno nacional destruye diariamente puestos de empleo en favor “de los empresarios amigos que siempre estuvieron en el poder económico y ahora están en el poder político también. Vamos a ponerle freno a estas políticas neoliberales porque sino no hay futuro para la Argentina”.
Remarcó también que el endeudamiento “de 80 a 90 mil millones de dólares” que tomó Nación fueron mayormente “para hacer obras en Capital Federal y Buenos Aires”.