“Fue algo accidental, una desgracia”

MUERTE DEL NIÑO EN EL PLAN 3000: HOY DECLARA EL CONDUCTOR DE LA CAMIONETA

El joven que accidentalmente atropelló y provocó el fallecimiento de un niño de un año y nueve meses en el barrio San Cayetano de la capital pampeana, prestará declaración durante el día de hoy. Una fuente ligada a la investigación informó que se encontraba detenido en el edificio donde funcionan las oficinas de la División de Accidentología, en Chile y Bolivia de esta ciudad, pero que se manejaba la posibilidad de alojarlo en otro lugar.
El conductor de una camioneta Ford F100, de apellido Raibuel, tiene 23 años y había ido a la vivienda donde ocurrió el hecho a conversar por una actividad familiar.
La fuente consultada manifestó que “el hombre va a permanecer detenido en Accidentología, aunque se está intentando buscar alojamiento en otro lugar, sino va a permanecer ahí hasta mañana -por hoy, martes- que se le va a tomar la declaración correspondiente”.
Con respecto a lo sucedido durante la noche del domingo, el informante describió que “el siniestro ocurrió pasadas las 20, cuando un familiar del niño fue a la vivienda ubicada en calle Nieto al 700, detrás del hospital Lucio Molas, a hacer un comentario sobre una actividad que iban a hacer hoy (por ayer)”.
En ese momento, el chiquito “estaba jugando en proximidades a la camioneta. Cuando el joven terminó de dialogar con el padre y con otros familiares, cuando sale con la camioneta, el niño estaba debajo”, aseguró la fuente y añadió que “fue algo accidental, una desgracia. Incluso él mismo, con la misma camioneta y con los padres del niño, fue quien lo trasladó al hospital”. Según se pudo constatar, especialistas de salud realizaron trabajos de Reanimación Cardiopulmonar durante casi una hora para salvar la vida del niño, de nombre Bastian Santino Sosa. En el lugar del hecho, trabajó personal de Accidentología, la División de Criminalística, y la fiscal a cargo del caso es María Cecilia Martiní.

Compartir