“Ha demostrado ser incumplidor serial”, acusa Carlos Medrano

El ex candidato a gobernador por UNA, Carlos Medrano, resaltó que con sólo 10 metros cúbicos de agua por segundo que lleguen del Atuel a La Pampa, que ahora le “sobra a Mendoza”,se podrían regar 10 mil hectáreas de alfalfa.
“Vale más pensar en las futuras irrigaciones y menos en las próximas elecciones. Durante 2015 se diseñó un mapa político y tal cual ocurrió, hoy se está cumpliendo” afirma el político en una nota cursada a este diario.
“Desde la tercera fuerza electoral en La Pampa y llevando la alianza UNA como candidato a presidente a Sergio Massa (aunque nunca vino), hemos sido acompañados por buena cantidad de personas, en su mayoría independientes, profesionales y en gran número peronistas no K”, señala quien también se desempeñara como ministro de Asuntos Agrarios y de la Producción de nuestra provincia.
“Desde ese lugar y sin ánimo de atribuirme representatividad alguna, solo un ciudadano más, digo que es necesario seguir poniendo y en otros casos empezar a poner, cada pampeano, un granito de arena para sostener la posición provincial en defensa de nuestros recursos hídricos superficiales, subterráneos y aéreos, propios y aquellos de carácter interjurisdiccional”.
Para Medrano, “apoyar la defensa de nuestros recursos hídricos, no significa un cheque en blanco a la múltiple y necesaria tarea de gobierno de cada administración de turno. Una posición firme sobre la base de nuestras convicciones y conocimiento de las cosas en materia hídrica es el único camino y remedio para con un Estado provincial vecino o primo, pero poco hermano, que ha demostrado ser un incumplidor serial y transgresor inveterado de toda regla o norma general”.

“En guerra”.
Parafraseando al papa Francisco, “podemos afirmar que estamos ‘en guerra’ hídrica con Mendoza desde que éramos Territorio Nacional e indefenso políticamente. Dicho de otro modo en la pelea nos patearon cuando estábamos en el suelo”.
“Si se dispusiera de 10 m3/seg. (Que hoy es lo que le “sobra” a Mendoza por el Atuell) se podrían regar 10.000 ha. de alfalfa y se terminaría significativamente el éxodo de terneros hacia el Este de la región y el novillo terminado en pié. Alternativamente podrían salir cientos de camiones de frío con productos refrigerados. Este solo ejemplo vislumbra el futuro económico promisorio de la región con agua segura y de calidad”, completó.

Compartir