Harían consulta entre marzo y abril

IMPULSAN ENCUESTA PARA EVITAR "HERIDOS" EN INTERNA DEL PJ PAMPEANO

Este martes se concretaría la reunión entre el presidente del PJ, Rubén Marín, y Oscar Mario Jorge. A la espera de este encuentro, los movimientos y negociaciones interlíneas en el peronismo están a la orden del día.
De prosperar la iniciativa de Verna y Marín de ir a una encuesta en vez de la interna para definir candidaturas del PJ pampeano, la consulta debería realizarse en marzo o abril, no más allá de esos meses habida cuenta que el gobernador Jorge debe disponer por decreto la fecha de las internas, abiertas y simultáneas para los cargos electivos provinciales, que según informó el mandatario a sus pares de Compromiso ya determinó que sean el 12 de julio.
Marinistas y vernistas dan por descontado que el gobernador no aceptará tal propuesta, que insistirá con su postura de llevar a Fabián Bruna a la pelea por la gobernación con el senador piquense, y plantarle batalla a Plural-Convergencia en cada localidad de la provincia.
Frente a esto, Marín intentará convencerlo de que una interna en estos términos belicosos terminará generando gran cantidad de heridos que, luego, incidirá negativamente para el PJ cuando en octubre se hagan las elecciones generales. Es más, tendrá a la mano las encuestas que (por caso la de la consultora Aragón) muestran que una eventual alianza Frepam-PRO podría desbancar al justicialismo del gobierno provincial.
Desde el marinismo se encargaron de recordar que en una de las pocas veces que Marín habló con Jorge, el mandatario provincial le deslizó como posibilidad, remota pero posibilidad al fin, de que si el panorama del PJ se complicaba, una alternativa que aparecía es la de ir con candidatos por el Frente para la Victoria.
Si esto ocurriera, le plantearía un problema al peronismo pampeano porque podría perder, como PJ, la posibilidad de llevar la fórmula presidencial encabezada por Scioli o Randazzo.
Este martes se concretaría la reunión entre el presidente del PJ, Rubén Marín, y Oscar Mario Jorge. A la espera de la misma, los movimientos y negociaciones interlíneas en el peronismo están a la orden del día.

Más negociaciones.
Desde el jorgismo hacen trascender que “están muy avanzadas las conversaciones con gente del marinismo piquense”, que incluso hay un ofrecimiento concreto de la vicegobernación para alguien de Convergencia.
Este convite es el que generó el disgusto de Marín por como se “cortaron solos” algunos de los suyos en la ciudad norteña (concretamente le apunta al diputado César Ballari).
En la ciudad norteña, que sigue siendo el máximo bastión de Carlos Verna, se pueden ver movimientos al jorgismo de algunos punteros que hasta no hace mucho estuvieron con el senador y con Marín. La explicación que dan es que no aceptan que los otrora acérrimos enemigos (Verna y Marín), por el que se dividieron las aguas del peronismo piquense, hoy aparezcan juntos.
También es cierto que en General Pico la figura del gobernador Oscar Mario Jorge no cae bien, sobre todo en sectores no tan vinculados a la política partidaria y sí a organizaciones sociales. Lo acusan de “no atender” las crecientes necesidades de sus habitantes y de “olvidarse” de la segunda ciudad pampeana.
Paradójicamente, ese es el mismo argumento por el cual el intendente santarroseño Luis Larrañaga dejó Compromiso y negocia con la Plural. Le imputa a Jorge negarle fondos para obras vitales y de obrar en los hechos como un jefe comunal paralelo.
“La Provincia tiene una deuda histórica con Santa Rosa”, dijo Larrañaga a finales del año pasado, cuando ya insinuaba su distanciamiento de Compromiso.
Luego que se conocieran, a través de LA ARENA, las gestiones encaradas por el intendente capitalino con el senador Carlos Verna, con la promesa de éste que si es gobernador atenderá una batería de temas prioritarios para la ciudad (desagües, cloacas, una nueva terminal, fondos extras, etcétera)para la ciudad, desde el vernismo anticiparon que en los próximos días “habrá una novedad muy importante”, a tono con esta nueva relación del intendente ya definido sciolista, y el aspirante a gobernador que también estuvo con Scioli, junto a Marín, la semana pasada.

Todos hablan con todos.
La falta de definiciones políticas del peronismo, sobre todo a nivel Santa Rosa, potencia en forma permanente los contactos entre líneas de un mismo partido o con dirigentes de otras fuerzas. En todos los casos lo que se busca en dar con alguien que además de ideas para llegar a un entendimiento programático, también aporte votos.
Un ejemplo es el de Jorge Lezcano, quien hasta ayer aparecía muy próximo a Oscar Mario Jorge, anteayer mantenía encuentros con Francisco Torroba, más atrás en el tiempo insinuaba que se iba del PJ y por estas horas es auscultado desde el vernismo, incluso se habla de un encuentro próximo con el senador piquense.
Lezcano marca la cancha mostrando la encuesta de Raúl Aragón, que lo da muy por encima de Luis Larrañaga en cuanto a la intención de voto para intendente. Lo hace cuando desde Compromiso la prioridad del armado político está en lo provincial y no en Santa Rosa, donde en las últimas semanas el sindicalista parecía ser el número puesto para ir por la jefatura comunal.
Para dar una idea de esta vorágine política, desde el Frepam indicaron que “Torroba tiene en su agenda juntarse con Lezcano, como lo hizo en varias oportunidades”.
El diputado nacional y ex intendente aguarda la realización de la Convención Nacional de la UCR, el 14 de marzo, donde se decidirá el comportamiento a nivel país del partido: si participa de las PASO dentro del FA-Unen, o con el PRO o con el Frente Renovador, o con ambos.
Luego de esa fecha, Torroba se abocará al diseño estratégico de cara a octubre y la conformación de una alianza ampliada (a la actual del Frepam) con el partido de Macri, que en la provincia lo tiene al “Colo” Mac Allister como principal referente.