Hasta diez días de cárcel por agresión a docentes

IMPULSAN PROYECTO EN LA PROVINCIA DE MENDOZA

En la provincia de Buenos Aires rige una ley en la que padres o familiares de los estudiantes que ataquen de forma verbal o física a los docentes o a personal no docente, serán castigados con arresto o multas.
Uno de los últimos casos de violencia escolar en La Pampa llegó a la Justicia En la semana el padre de una alumna que amenazó de muerte a un docente pidió disculpas y solicitó la “probation”, o suspensión de juicio a prueba, para terminar la causa. En Mendoza buscan resolver las agresiones a maestros y profesores de otra manera: con hasta diez días de prisión para quien ejerza violencia contra educadores.
La iniciativa, que es elaborada por los asesores legales de la Dirección General de Escuelas (DGE), será presentada la semana próxima en la Legislatura mendocina, en donde también se busca crear la figura del defensor del docente.
El gobernador Alfredo Cornejo dijo que la idea es que los docentes cuenten con un abogado gratis y a disposición en el momento en el que sean víctimas de alguna situación violenta por parte de padres o alumnos.
La elaboración del proyecto surgió luego de que se conociera la noticia sobre una docente de la escuela Rawson, de la localidad de Godoy Cruz, que fue golpeada por el padre de una alumna.
“El problema existe y si bien no tiene niveles alarmantes, sí tiene niveles prevenibles. Para que sea prevenible debe haber sanciones y, antes, denuncias”, justificó el mandatario provincial.
La propuesta busca reglamentar la creación del defensor del docente; el agravamiento de las sanciones correccionales para ofensas a docentes y un nuevo sistema de denuncias en las escuelas; y el artículo 43 del Código de Faltas será modificado, ya que hasta ahora prevé multas o arrestos por mofarse o agredir a un funcionario público.

Arresto o multas.
En la provincia de Buenos Aires rige una ley en la que padres, familiares o personas cercanas a los estudiantes que ataquen de forma verbal o física a los docentes o a personal no docente, serán castigados con arresto o multas que van desde los 6 mil a 15 mil pesos, dependiendo de la gravedad de los hechos.
Las sanciones se agravan el doble cuando los ataques se cometen en presencia de alumnos, y aplica también a aquel que “insulte o provoque escándalo, ejerza actos de violencia física, le arroje elementos de cualquier naturaleza, ingrese sin autorización a un establecimiento educativo y no se retire a requerimiento del personal, o perturbe de cualquier manera el ejercicio de la función educativa”.

En La Pampa.
En General Pico, Julio Volpe, padre de la alumna que amenazó al docente Juan José Rosso, se mostró arrepentido en la audiencia que se realizó el martes en los tribunales piquenses. “Reconozco que estuvo mal”, dijo.
El caso se generó cuando el 28 de julio, Volpe concurrió al Colegio República de El Salvador para retirar a su hija y en una discusión porque la menor desaprobó un examen insultó al profesor de Historia y lo amenazó de muerte. La situación fue denunciada por Rosso y pasó a la instancia judicial.
Este año en Santa Rosa hubo una grave agresión de una alumna, dentro del aula, contra una docente en el colegio Madre Teresa de Calcuta, en el barrio Butaló. Un compañero filmó el hecho con su teléfono celular y luego se viralizó, con una amplia difusión en medios de esta provincia y del resto del país.