Hay menos contaminación

ANALISIS POR LA LAGUNA

La laguna Don Tomás bajó sus parámetros de contaminación. Si los últimos resultados de los controles que realiza la Secretaría de Recursos Hídricos se repiten en los próximos 15 ó 20 días, se podría afirmar que el espejo de agua está apto hasta para la inmersión, explicó ayer el titular de la cartera hídrica, Javier Schlegel.
El funcionario presidió ayer por la mañana la reunión del Comité de Emergencia que se creó este año para seguir de cerca el estado del agua en el cuenco mayor del Parque Don Tomás. Según se informó oficialmente, la oportunidad sirvió para presentar los nuevos resultados, con los últimos muestreos bacteriológicos efectuados recientemente, que arrojaron una significativa disminución en sus valores: todos están por debajo de los límites establecidos.
“Esto se debe principalmente al cese de los distintos impactos directos (descargas cloacales) y/o disminución de las precipitaciones, lo que hace que los desbordes cloacales no lleguen al cuenco. También se pudo observar una gran depuración del cuerpo superficial”, se informó.
El comité tiene en análisis la posibilidad de profundizar y continuar estudios preexistentes con el objetivo de poder contar con mayores datos de otras variables ambientales.
Más allá del resultado alentador que arrojaron las muestras, la Secretaría de Recursos Hídricos advirtió a los vecinos que se mantiene la prohibición de realizar actividades de inmersión.
En la reunión participaron representantes del Ministerio de Salud, de la Secretaría de Recursos Hídricos, de la Subsecretaría de Ecología, de la Dirección de Epidemiología, de Recursos Naturales y de Ecología, todos organismos provinciales. También estuvieron representados el Club Náutico, la Escuela de Canotaje, la Universidad Nacional de La Pampa y el Concejo Deliberante de Santa Rosa.
Ayer por la tarde, en diálogo con LA ARENA, Schlegel explicó que las muestras de agua se toman en siete sectores diferentes de la laguna, entre los que se cuentan los dos ingresos de desagües pluviales -el que da a la Avenida San Martín y el que da a la Avenida Perón-, el Club Náutico y la Cruz.